viernes, 31 de agosto de 2007

Chile y OOXML: ¿Hay algo que celebrar?

Hace unas pocas horas se conoció el resultado oficial del voto de "Abstención" de Chile, representado por el INN, para la consulta sobre transformar la recomendación ECMA 376 como estándar ISO: el famoso "OOXML".

Aparecen algunos artículos ponderados y que invitan a reflexionar, pero también empiezan a aparecer artículos y comentarios del "triunfo", de la "victoria", ensalzando el "poder de la Web 2.0". Incluso alguien me invitó a "tomar una cerveza para celebrar la victoria" (!?)

Al principio, me causó sorpresa. Pero gradualmente, mi sentimiento se ha ido transformando en una franca molestia.

Tengo una duda importante: ¿Hay algo que celebrar? ¿Me pueden explicar qué celebrar?

¿Es que existen quienes piensan que esta es una "guerra del mundo contra Microsoft", a la cual como país hemos aportado con un poco de metralla? ¿Es que otros creen que estamos librando "la última batalla de la independencia"? ¿O es que otros creen ser las huestes rebeldes contra el Imperio, y hemos encontrado el talón de Aquiles de la Estrella de la Muerte?

Este es un momento en el cual debemos reflexionar muy seriamente, sobre nuestro futuro como país y su relación con la tecnología.

No estamos en una lucha de "unos contra otros". Esa visión es estúpida y no construye. Es el momento de reencontrarnos, de sentarnos a la mesa, analizar el proceso que acaba de concluir, y prepararnos para muchos otros desafíos que enfrentaremos en el futuro, pero en forma ordenada, con los equipos indicados, con los recursos adecuados, con un marco de visión país consensuada.

¿Celebrar qué? ¿Que las últimas tres semanas nos hemos desgastado y se han generado profundas divisiones en algunos espacios, producto de una discusión que si hubiéramos hecho las tareas adecuadas y en el momento correcto, no habría pasado de ser una conversación técnica y en un contexto normal? Es cierto, son temas polémicos en el concierto internacional. Pero en un contexto institucional ordenado, participativo, con objetivos país claros y considerando los criterios adecuados, no habría pasado de ser un tema radicado en equipos especializados de trabajo.

Así que señoras y señores, no hay nada que celebrar. Esta es una constatación de la característica improvisación chilena. Entiendan de una vez por todas: en estos temas nos jugamos decisiones de futuro y medimos nuestras capacidades de reacción como país. No son pichangas de fin de semana entre amigos, donde da lo mismo si un equipo u otro gana por goleada 9-2. Al final de esos partidos entre amigos, da gusto compartir una cerveza. Si alguien entiende estos procesos como un partido donde el objetivo es ganar por goleada, tiene que darse cuenta que ese partido no es el que nos conviene como país.

Me hago cargo también de mi responsabilidad personal en este tema.

Por diversas razones, muchas de ellas fuera de mi control, no sabía y no me había informado adecuadamente sobre este tema (Ver Nota al Pie). Y aquí hago un mea culpa personal. Lo dudé en cuanto a levantar un rechazo (en conjunto con otros) por razones técnicas, en forma muy precisa y detallada, pero lamentablemente en forma tardía. Y por otra parte, me pareció y me parece que es lo que correspondía hacer. Y de eso me hago responsable, en lo que me toque.

Pero también me molesta profundamente aquellos que a última hora "se subieron al carro" y ahora "se visten con los colores de la victoria". ¿Qué victoria, por favor? Algunos de los que hoy día celebran, malamente entienden cuáles son las discusiones de fondo y las problemáticas estratégicas, políticas, económicas y tecnológicas asociadas.

Por favor. Explíquenme nuevamente ... qué hay que celebrar.

Es el momento en el cual deberíamos sentarnos a pensar cómo evitar en el futuro los profundos disensos de los días pasados, la importancia de tener una política tecnológica clara, consensuada, inclusiva, y en la cual todos participemos, desde nuestros roles propios y desde nuestras competencias.

Es el momento de darse cuenta de una vez por todas que la institucionalidad de Gobierno para los temas tecnológicos está definitivamente obsoleta, no sólo sobrepasada, a pesar del esfuerzo que muchos hacen y con muy pocos recursos.

Es el momento de darnos cuenta que en los temas tecnológicos, quienes deben opinar son los que tienen la experiencia, el conocimiento, la praxis, en su ámbito particular.

  • De los temas de política tecnológica, deben opinar políticos que tengan conocimiento de los principios tecnológicos, no los que se dedican al Copy/Paste.

  • De los temas técnicos, equipos preparados y dedicados, con los recursos adecuados, que conozcan en detalle los temas, con una mirada global, y donde primero se definan el conjunto de criterios que primarán para definir el contexto de una decisión y tengan los conocimientos avanzados que respalden dicha decisión.

  • De los temas de inserción internacional, que opinen quienes realmente tengan una experiencia internacional tecnológica y sean capaces de diseñar una estrategia país en un contexto global.

  • De los temas de desarrollo de industria y emprendimiento tecnológico, que opinen quienes han vendido un mínimo de US$ 100.000 de tecnología construida en Chile. Por favor, que eviten comentar sobre temas de empresa e innovación, aquellos que desde un cómodo sillón financiado por un Grant en la Universidad o desde un escritorio financiado por recursos públicos, intentan enseñarnos "cómo se deben hacer los negocios en tecnología" a quienes porfiadamente pasamos mucho tiempo en la calle y mes a mes debemos vivir de lo que inventamos, construimos, vendemos, instalamos y cobramos (y todo en forma simultánea).
Es el momento también de identificar y denunciar personas y grupos organizados cuyo único interés es hacer ruido, tener protagonismo, pero al final del día, no plasman nada de ese esfuerzo en aportes concretos, y aparecen sólo para la foto.

Insisto, por favor: "Explíquenme lo que hay que celebrar".

Aquellos que hoy celebran, no entienden que lo que ahora corresponde es que nos sentemos a reflexionar, entender en detalle los errores que como país hemos cometido en el pasado, y comenzar ahora a diseñar un futuro que tendremos que construirnos nosotros mismos, no que llegará "propuesto" por algún "profeta iluminado".

Así que estimados contertulios, esta "cerveza de celebración" no me la tomo. En particular para mí, tiene un sabor muy amargo.

Pero como soy un eterno porfiado, creo que es una nueva oportunidad para construir futuro.

Stay tuned.

Update 04/Sept/2007:
Nota: Algunas personas me han preguntado en forma privada respecto a las razones específicas por las cuales no me había informado en forma adecuada. Principalmente, estos temas son de alto interés para mí, pero considero que los canales de difusión del proceso no fueron los adecuados. Por ello, limito mi responsabilidad exclusivamente a la responsabilidad de haber asumido una posición tardía (documentada y detallada), pero por las razones indicadas.


Leer artículo completo ...

domingo, 26 de agosto de 2007

Dimensiones de la Confianza en e-Business

Vuelvo a dictar por cuarto año consecutivo mi curso de E-Business, en el marco del Postítulo de Seguridad Computacional del CLCERT, en la Universidad de Chile.

En el módulo de seguridad para e-business, intento responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los requerimientos de seguridad que el negocio exige a las plataformas informáticas que lo sustentan?
  • ¿Qué preocupaciones deben tener un Marquitecto al especificar los requerimientos de arquitectura tecnológica, teniendo presente que lo más relevante es el negocio y no la tecnología?
  • ¿Qué criterios de negocio debe cumplir el diseño de una arquitectura de seguridad para los procesos de e-business?
En este artículo compartiré con ustedes una formalización conceptual que he ido desarrollando, pensando en responder esas preguntas, incluyendo algunas referencias adicionales.

La base de los negocios: La Confianza


Los negocios se hacen mirando de frente y estrechando la mano. Eso es suficiente en cualquier lugar del planeta. En un mundo perfecto, debería ser lo único necesario para respaldar un acuerdo.

Y por otra parte, hemos escuchado múltiples veces la frase "el activo más importante para hacer un negocio es la confianza".

¿Y qué es la confianza?

Según WordReference, confianza es "la esperanza firme o seguridad que se tiene en que una persona va a actuar o una cosa va a funcionar como se desea".

He ahí entonces la explicación.

La falta más grave en un negocio, es no cumplir los compromisos pactados y dejar de responder a las expectativas de cada parte. Por lo tanto, al fallar con el compromiso, se rompe la confianza.

El contrato

En un negocio, es frecuente suscribir un instrumento denominado contrato, el cual es un documento escrito, consensuado y ratificado mediante una firma, que permite dejar constancia de los términos del acuerdo entre las partes.

El contrato no aporta valor adicional al negocio. Su objetivo es definir las condiciones de satisfacción futuras y los mecanismos para medir el grado de cumplimiento de los compromisos.

Es decir, el contrato es una garante de la confianza mutua.

Pero hay muchos casos en los cuales el "contrato" no existe, o bien está implícito. Ya sea porque existe un contexto de obviedad que no lo hace necesario, o bien porque existe un marco normativo jurídico, que ofrece un paraguas que protege la confianza (como por ejemplo en Chile, el Código del Comercio y la Ley del Documento y Firma Electrónica).

Algunos ejemplos de contratos implícitos y explícitos:
  • Al entrar a una panadería a comprar pan, no se requiere suscribir un contrato, ya que existe un contexto de obviedad muy claro. Sabemos que el precio es proporcional a la cantidad de pan, el consumidor supone un nivel de calidad adecuado del producto que posteriormente consumirá en casa y el procedimiento de la operación "comprar pan" es conocido

  • Cuando vamos a un restaurant, el procedimiento es mirar la carta del menú, revisar los precios de los platos que conforman la oferta, realizar un pedido según el cual el chef prepara la comida y al terminar, pagar el consumo. La premisa del restaurant es que el consumidor pagará lo que consumió, por lo cual no se requiere firmar un contrato al momento de entrar al local. El restaurant tiene confianza en que el cliente actuará según el procedimiento conocido.

  • Cuando una empresa se compromete a desarrollar un sistema informático o construir un edificio de 40 pisos para un cliente, sí es necesario suscribir un contrato, porque en este caso el contexto de obviedad no es claro. El contrato define en los anexos las especificaciones de lo que será construido, la planificación del proyecto, las fechas comprometidas, las formas de pago y los mecanismos de control. Describe el mecanismo de arbitraje en caso de controversias. Y define los supuestos sobre las cuales el acuerdo fue establecido, con las obligaciones para cada parte en el caso que los supuestos no se cumplan y el acuerdo no llegue a término.
Dado lo anterior, si nos movemos al contexto del e-business, en un entorno cada vez más virtual, donde a veces las partes no tienen una relación previa y los contextos de obviedad no pueden ser determinados en forma tan clara, no siempre es posible suscribir en forma tan precisa un contrato.

Por ello, los elementos de seguridad son fundamentales, si los entendemos como el principal mecanismo para resguardar la confianza de las partes.

Dimensiones de la confianza

Surge entonces la pregunta ... ¿qué dimensiones debería considerar para proteger la confianza en un proceso de e-business?

Y he aquí la formalización que he desarrollado, contemplando un conjunto de 7 ámbitos que agrupan criterios de seguridad complementarios, en procesos de negocios electrónicos.

En el modelo propuesto, la recomendación es identificar las preguntas del negocio que aplican en cada una de las siguientes dimensiones:
  1. La certeza de la identidad (con quién estoy haciendo el negocio)
  2. La certeza de la oportunidad (el cuándo)
  3. La definición precisa de las medidas de satisfacción
  4. La suscripción irrevocable del acuerdo por cada parte
  5. La certidumbre del proceso, tanto en operación normal como en condiciones de excepción
  6. La experiencia y comportamiento histórico de cada parte (para predecir comportamientos futuros)
  7. La declaración de las condiciones de entorno en la cual se desarrollará el acuerdo
Ejemplos rápidos de preguntas asociadas a las dimensiones previas:
  1. ¿Es crítico para el proceso de negocios, conocer la identidad de los participantes en forma precisa? (Aunque sea una sorpresa, la respuesta en muchos casos es "no")
  2. ¿Las decisiones de negocios provocan consecuencias en tiempo real o contemplan procesos de verificación ex-post?
  3. ¿El tipo de producto o servicio es de consumo inmediato e irrevocable? En consecuencia, ¿soporta mecanismos de pre-pago o post-pago?
  4. ¿Qué medios de prueba se requieren para la auditoría?
  5. ¿Cuál es la ruta de decisión o acción en el caso de problemas de Disponibilidad de Servicio (o ataques de Denial of Service)?
  6. ¿Se requiere un scoring de comportamiento previo para el cierre del acuerdo de negocios? ¿Aplican niveles de crédito pre-aprobados?
  7. ¿Cuál es el marco normativo regulatorio que aplica a la operación de negocios? ¿Según leyes de qué país?
Estas y muchas otras preguntas son las que pueden surgir al aplicar este modelo de análisis de 7 dimensiones de "garantías de confianza", para un proceso de e-business.

Si algún lector me solicitara la "lista exhaustiva" de las preguntas aplicables en cada dimensión, creo imposible generarla por dos razones:
  • La primera es que es muy difícil generalizar, porque son preguntas específicas a cada proceso de e-business. Lo que en algunos casos es irrelevante, en otros casos es crítico. Y es ahí donde aplica la experiencia y "olfato" del marquitecto. Sobre la base de su experiencia, identificará las preguntas adecuadas.
  • La segunda es por supervivencia. Publicar la lista exhaustiva reduce drásticamente las posibilidades para vender servicios profesionales como consultor senior. :-)
InformáticaEn un siguiente artículo, identificaremos para cada una de las "dimensiones de la confianza", un listado de riesgos frecuentes que podemos identificar en un proceso de e-business, y el tipo de tecnologías y procedimientos de seguridad que podemos aplicar para controlar dichos riesgos. Update: La segunda parte la pueden leer aquí.

Por último, si este tema les parece interesante, les recomienda dar una lectura a este artículo de Jaime García Cantero, quien también realiza una mirada conceptual de la seguridad como un garante del negocio.

Stay Tuned!

Leer artículo completo ...

miércoles, 8 de agosto de 2007

Una corbata para Liberación Digital

Desde hace varios días, da vueltas y vueltas en mi cabezota el tema del (ex-Frente) actual Movimiento de Liberación Digital. Ya planteé que le tengo simpatía al movimiento, en términos de que no es fácil en tan poco tiempo, reunir tanta gente, coordinarse en lo básico y establecer una orgánica mínima (¡¡Gracias San WEB 2.0!!).

En primer lugar, nobleza obliga. Hay que reconocer que muchas personas y por largo tiempo, habíamos dado múltiples peleas por instalar estos temas en la agenda pública, con un impacto fácil de medir: un rotundo fracaso (acompañado de altas dosis de frustración).

El tema tecnológico simplemente ... no era tema.

Por lo tanto, es justo reconocer que Liberación Digital ha logrado moverle el piso a varios en el "establishment" e instalar en la discusión pública y en la agenda, la necesidad de definir una política tecnológica nacional, pero "de verdad" (tengo claro que muchos miembros de MLD ni se han dado cuenta de la profundidad de esa declaración, pero créanme que es importante para el futuro de nuestro país, por lo cual muchos se lo agradecemos).

En todo caso, mi simpatía por MLD disminuye rápidamente cuando se ponen "absolutistas" y a partir de un par de datos básicos, muchas veces con poco fundamento y análisis, estructuran un futuro terrible y asumen identidades tipo John Connor o Neo. He conversado con varios miembros de MLD para transmitirles que el mundo (si bien se está digitalizando) no es en blanco y negro. Y también les he recomendado que no se planteen como si estuvieran protagonizando "la madre de todas las batallas". El tema va a ser un tema real en la sociedad chilena, cuando aparezca como ítem medible en la encuesta CEP. Antes de eso, es un tema importante, pero no fundamental para los ciudadanos de nuestro país (sorry por la dura cuota de realidad, pero la vida es así).

En todo caso, por si algún despistado todavía no se ha dado cuenta, a esta altura creo que ya varios saben que converso tras bambalinas con "todos los actores del conflicto", como una suerte de "casco azul" tecnológico.

Así que aprovecho de volver a reiterarles a los del bando del "establishment" (y por favor escuchen) que no caigan en el error de disminuir o negar la fuerza de estos movimientos sociales, porque "vox populi, vox dei". Yo creo que es el momento de entender que modelos o estrategias diseñadas por un grupo pequeño, por muy buenas intenciones y experiencia que tengan (tengamos), no son suficientes. Hay muchas cosas que están pasando y que el "establishment" no ve, y que en particular en los ámbitos tecnológicos, requieren la participación de muchos actores que tradicionalmente en estos temas no han tenido los espacios de participación adecuados, y que para "sorpresa" de muchos, tienen bastante que aportar.

Identidad

Volviendo a Liberación Digital, veo también con preocupación que pasan los días y todavía no encuentran un "rumbo" claro, a pesar de los múltiples intercambios y comunicaciones que establecen. No es una crítica destructiva, sino que es una constatación. Lo entiendo porque tienen compromisos de muy corto plazo a los cuales deben responder, y se aplica el viejo principio de que "lo urgente se come lo importante".

Un primer consejo es que se cambien el nombre. No resiste mucho análisis, para quien conozca un poquito de marketing. Imagino que más de uno dirá "ya generamos una identidad y el nombre refleja nuestra actitud contestataria". Pero por favor evalúen que nunca es malo reinventarse, y tengan por cierto que otro nombre permitiría una parada distinta frente a varios actores, especialmente políticos, gremiales y empresariales.

Evalúen aplicar el mismo principio que se auto-recomendaron para la exposición en el Congreso, para que todos los expositores fueran de corbata. Yo les recomiendo que le "pongan corbata" al movimiento. Y un cambio de nombre puede ser una base de refundación, por si enganchan con la idea de fondo que plantearé en este artículo.

Digamos que el "Movimiento de Liberación Digital" renace con una nueva misión, en el "XXX YYY ZZZ" (o sea, el mismo movimiento, pero ahora con corbata ... :-)

La viabilidad futura

Pero además de la corbata, siguen teniendo un problema de viabilidad de mediano y largo plazo y que les planteé hace varios días: ¿Qué "misión" darle a la organización, sobre la base de un proyecto u objetivo específico, y que permita darle sustentabilidad futura del movimiento, aglutinando a tantas personas tan heterogéneas y con tantos intereses diversos?.

Y como dicen en el campo, esta mañana "me escurrí".

Por mi deformación como ingeniero, me puse a dibujar un mapa mental del MLD, técnica que aplico especialmente cuando tengo que diseñar alguna estrategia innovadora e identifiqué los siguientes elementos:
  • Son muchas personas heterogéneas, de los más diversos orígenes, experiencias, capacidades
  • Hay un principio de buena fe subyacente
  • Todos tienen interés y capacidades de colaboración
  • Todos comparten un interés por la tecnología y son usuarios avanzados (el saber usar un wiki, participar en una lista de correo y un foro, los transforma automáticamente en power users)
  • Hay competencias técnicas importantes y distribuidas
  • Han declarado que son "imparciales" desde un punto de vista tecnológico (o sea, promueven la "libertad de elegir")
  • Les preocupa la interoperabilidad (es decir, que cada uno pueda elegir lo que quiera, pero quieren que todos puedan "conversar" entre sí)
  • Le gusta la "denuncia pública", pero como un aporte, no como una crítica destemplada (aunque algunos hagan méritos en forma permanente por disminuir mi nivel de simpatía)
  • Promueven la transparencia en todos los niveles
  • Tienen recursos (wiki, foros, listas, etc.)
  • Usan Internet con una alta frecuencia (por no decir que "viven conectados" :-)
  • Son todos ciudadanos (les guste o no a algunos, porque incluso el registro electoral ha salido invitado al baile estos días)
  • Han instalado (en forma indirecta pero muy efectivamente) que la interoperabilidad es un gran tema, y que por lo demás todo el mundo apoya (empresas, gobierno, ciudadanos, usuarios, cyborgs, etc.)
  • Denuncian (y en muchos casos con razón) que las soluciones hechas por el Estado en Chile para los ciudadanos no son interoperables con diversos clientes web (Aprovecho de derribar un "mito urbano". El mito urbano dice que hoy Chilecompra funciona sólo con Internet Explorer. Ayer participé como oferente en un proceso de licitación completo con Firefox y no tuve ningún problema. Como dirían los Mythbusters, es un mito "Busted". En todo caso, si no me gano la licitación, presentaré como excusa a mi Directorio que la culpa fue por hacer la oferta con Firefox :-)
  • Ni siquiera se han dado por aludidos respecto a la interoperabilidad transaccional sobre WEB Services, estándares documentales y similares, pero estoy claro que será un tema en pocos días más, y claramente tienen capacidades para aportar
¿Y qué hacer con mi Mapa Mental? Ahí andaba yo sin mucho rumbo dando vueltas con mi papelito.

Bingo!

Este artículo de Chuqui sobre la Neutralidad Tecnológica (a esta altura concepto vilipendiado por todo el mundo) hace referencia a un excelente artículo escrito por Jens y que es muy bien recibido por toda la comunidad. Y en algún comentario por ahí (no pude encontrar la referencia :-( un comentario de ekz en Liberación Digital aparece mencionada la Guía WEB, iniciativa en la cual estuve involucrado hace algunos años, y que fue un subproducto del trabajo que iniciamos cuando armamos PremioWEB el 2002.

Reconozco que consideramos el concepto de interoperabilidad como uno de los criterios de evaluación, como un subpunto bajo el ámbito de Accesibilidad, como pueden ver aquí. Quizás debimos ser más precisos y destacarlo más, pero en fin ... eso es historia.

Y recordé parte de las discusiones que tuvimos al interior del equipo cuando diseñamos el premio. Una cosa es premiar los sitios. Pero eso no es lo importante (como política pública, porque para los ganadores, una foto recibiendo un premio de la Presidencia sí que es importante). Lo fundamental es que los sitios o soluciones tecnológicas del Gobierno cumplan con los criterios, en particular las recomendaciones de la Guía WEB y los instructivos o normas mínimas.

Pero el problema es que, por otro lado, NO EXISTE una instancia gubernamental que obligue o controle a los servicios y al sector público en general, en el ámbito tecnológico. A lo más se pueden establecer recomendaciones y criterios, pero no existe un "mandamás tecnológico".

¿Y quién mejor para controlar a un Gobierno y a un Estado que sus dueños ... los propios ciudadanos?

Y me cayó la teja ... (lo cual casi significó que me pasara esta mañana un semáforo en rojo en Tobalaba con Eliodoro Yáñez y que habría provocado nefastas consecuencias para mi persona).

Aquí va la idea.

La semilla de idea

Un rol que podría tener el "nuevo MLD con corbata" sería transformarse en el "Observatorio de la Interoperabilidad en Chile", es decir, ser un espacio colaborativo y colectivo de muchas personas, en las cuales los ciudadanos planteen los problemas de interoperabilidad que tienen, que encuentren e incluso, a partir de la propia conversación de la Comunidad, propongan soluciones.

A partir de ese foco, podrán surgir muchas otras iniciativas (como por ejemplo, mantener actualizada la Guía WEB en un modelo Open Source, a la cual por cierto le hace falta una cirugía reconstructiva mayor).

  • ¿Que el Servicio XXX no funciona con cualquier browser? OK. Denuncia. Propuesta de solución.
  • ¿El Servicio XXX no se da por aludido y no hacen la pega? OK. Listarlo en en forma destacada en la "Lista Negra de la interoperabilidad" (y créanme que eso SI es efectivo).
  • ¿Hay un servicio que permanentemente se preocupe de asegurar múltiples alternativas y conformidad con los estándares? Perfecto. Promoverlo a la "Lista de Honor de la Interoperabilidad".
  • ¿Hay un instructivo, norma técnica, recomendación, documento que no vaya en la línea de la interoperabilidad o el acceso por múltiples medios? Listarlo, identificar los problemas, proponer soluciones, ayudar a resolver el problema.
  • ¿Hay modificaciones a nivel de los estándares, proposiciones, tendencias? Perfecto. Discutirlo en la comunidad, proponerlo.
  • ¿Hay un(a) usuario(a) de la comunidad que se destaque por sus aportes, por las "denuncias", por su criterio? OK. Lo nombramos "Mr. o Mrs. Interoperabilidad del Mes".
  • Podrían armarse seminarios, mesas de trabajo, documentos, cursos, etc.
  • Podrían presentarse proyectos para acceder a fondos públicos nacionales y/o internacionales relacionados con estos temas.
  • Generaría oportunidades de trabajo para las personas y negocios para empresas, lo cual siempre es bueno.
  • Podría coordinarse con otras iniciativas similares en otros países.
  • Y un aspecto fundamental ... cada uno de los miembros de el "nuevo MLD con corbata" podría aportar desde su espacio propio, desde su experiencia, desde su vivencia. Algunos como ciudadanos, otros como técnicos, otros como expertos, etc.
  • Muchos etc, etc, etc.
De hecho, es una idea colectiva que sumaría a muchos y que permitiría construir parte de nuestro futuro tecnológico.

Y cubriría un espacio que hoy nadie cubre. Y que por cierto, necesitamos que sea cubierto.

En fin. La idea está lanzada. Se me agotó la única neurona.

Sería una linda forma de darle continuidad a una iniciativa participativa de los Ciudadanos que ustedes han construido y tengan por cierto ... muchos lo agradecerían.

En particular, les aseguro que el establishment lo vería muy bien. Supongo ... ;-)

Stay tuned.

Leer artículo completo ...

domingo, 5 de agosto de 2007

Evaluando Ideas de Negocios

Estos días han sido más intensos que de costumbre. El tema del Acuerdo Microsoft-Gobierno de Chile ha monopolizado gran parte de la discusión del mundo "tecnológico" público y privado en Chile, cuando en realidad deberíamos estar inventando el futuro. En fin. Volvamos al motivo original de este blog y así aprovecharé de "refrescar" un poco las neuronas.

Esta semana ocurrió un hito importante: se completó la primera etapa del concurso ChileEmpresario 2007, en el cual participo como tutor desde hace 3 años (de hecho, ni siquiera me he podido informar de los resultados, los cuales se harán públicos en los próximos días). Se presentaron muchos proyectos, lo cual es bueno en términos de cantidad, además de que con los años mejora gradualmente la calidad.

Las ideas este año se clasifican en distintos tracks y en esta etapa me tocó evaluar 7 ideas de negocios. La evaluación contempla aplicar a cada idea, un instrumento formal que posteriormente es centralizado, tabulado, promediado y recoge la opinión de los distintos evaluadores y tutores. Esta etapa se concentra fundamentalmente en la madurez conceptual de la idea, el nivel de experiencia del equipo emprendedor, el conocimiento de la industria y el compromiso con el proyecto.

No es fácil el compromiso del evaluador. Hay que aplicar "olfato" para identificar aspectos interesantes de una idea, que no siempre están bien reflejados o estructurados en el resumen básico. Además es una tremenda responsabilidad, por el nivel de inmadurez con el cual llegan muchos proyectos y porque hay que hacerlo con respeto, pero también con objetividad. En definitiva, son sueños de personas en los cuales ponen cuerpo y alma ... y a veces mucho más. También hay que ser cuidadoso, ya que en mi caso, en estos años me he encontrado con un par de proyectos que tocan tangencialmente o en forma directa mi rol empresario, motivo por el cual me he inhabilitado en forma inmediata. Y por último, corro el riesgo de estar completamente equivocado y que en un par de años más, un par de emprendedores ultra-mega-exitosos tengan todo el derecho de "colocarme un par de orejas de burro, me envíen al rincón de los castigados ... y sean los nuevos tutores". :-)

Llega de todo. A veces se encuentran ideas donde la única recomendación posible es "siga participando", así como también llegan muchos diamantes, algunos en bruto y otros ya con varios cortes de "buena factura".

Pero al fin del día ... ¿Qué se busca en una buena idea de negocios?

Tres cosas:

Navegando sin rumbo fijo, encontré un artículo espectacular sobre la importancia del "bisnes plan" (bastante cercana y más coloquial que lo que planteo en mis conferencias sobre emprendimiento y empresa).

Así que los invito a leer este artículo de Diego Mariño, miembro del equipo de Think In Grid, sobre la "justa medida" de un Business Plan y la sensación de estómago al tener que construirlo.

Una última reflexión y un sueño de futuro ...

¿Llegará el día en el cual podamos acceder en Chile a fondos para desarrollo de nuevos emprendimientos, con una presentación de 8 slides, un Elevator Pitch en una hoja impresa, el curriculum vitae de los emprendedores y una declaración del compromiso "hasta morir", frente a un Consejo de Verdugos (debidamente seleccionados y sin miedo a dejar caer la guillotina, pero que tomen su decisión con una dosis equilibrada de mente, corazón y experiencia), y que en 10 minutos declaren si vale o no la pena apostar a esa idea, aunque nos equivoquemos muchas veces, para que como país desarrollemos en forma urgente una potente industria tecnológica?

Estoy cierto que tendríamos "mucha liquidez en la oferta de proyectos", en vez de tener que asumir el riesgo de contratar un consultor (con recursos que OBVIAMENTE no tiene un emprendedor), esperar 6 meses o más (que son críticos en esta industria), incluir proyecciones de flujos financieros a 5 años, con datos sacados de la manga, sin tener idea de cómo se moverá el futuro y corriendo el riesgo de que al final te digan: "Uh. Ibamos con todo bien, pero usted no se preocupó de verificar que para este modelo de financiamiento, tenía que presentarse 3 ventanillas más allá." (!?)

He sido muy critico del modelo chileno, como planteé por primera vez en este artículo y por el cual he recibido diversos tirones de orejas.

Respuesta posible:

Sr. Zúñiga:
No sea iluso. Siga participando.
Que pase el siguiente.
¿Trajo el formulario VC54$-cx llenado con la forma 45-VF y el timbre ...? Etc, etc.


Stay tuned.

Leer artículo completo ...

miércoles, 1 de agosto de 2007

Desayuno digital

Hace un par de semanas, fui invitado a participar en una "madrugadora" conversación en el Hotel Sheraton, por el equipo de Open Mind Breakfast. Es un nuevo emprendimiento que cubre un espacio poco desarrollado en Chile: conversar, simplemente conversar sobre temas de tecnología, sociedad, estrategia y negocios.



La invitación fue para intercambiar opiniones sobre las Tecnologías de la Información y Ventajas Competitivas, tópicos que quienes me conocen o que han "sufrido" mis clases, saben que es un tema que particularmente me apasiona, por lo cual acepté de inmediato.

Además de Héctor Sepúlveda, líder de Open Mind Breakfast y conductor del espacio, participamos con Joel Berdensky de Netline, Paolo Colonello de Blue Company y Raúl Ciudad de Coasin y Presidente de ACTI, con quienes he tenido la oportunidad de interactuar en diversas instancias, y fue un gusto volver a verlos.

Los primeros 10 minutos son de "precalentamiento" y tocamos temas bastante comunes. Personalmente me costó un poco "sintonizar", pienso que por el lugar y la producción del entorno. Pero la conversación posterior, además de anécdotas y casos relativamente conocidos, tocó varios temas de fondo, especialmente relacionados con temas de políticas globales, colaboración público-privada y estrategia país.

Los invito a ver el video del desayuno, y a agregar sus comentarios en el sitio de Open Mind.

Después de ver el video, una gran auto-crítica que hago es mi "postura física". Tendré que tener cuidado en el futuro. Si bien es una posición cómoda para mí, proyecta una imagen pésima, por lo cual es algo que tengo que mejorar y tener cuidado en el futuro (a menos que quiera postular al casting del Jorobado de Notre Dame. :-)


Leer artículo completo ...

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP