jueves, 13 de julio de 2006

El equipo emprendedor

Ya tenemos una idea de negocio tecnológico más o menos afinada, y somos capaces (por lo menos) de aplicarle el elevator pitch test. Más adelante hablaremos del Business Plan o en forma más básica, de un modelo que nos asegure la viabilidad económica, porque la estructura del equipo humano incidirá fuertemente en ese punto, entre varios otros parámetros.

Con la idea pulida, diseñamos y convocamos al equipo base que estará dispuesto a hacerla realidad en forma exitosa. Pero puede ser también al revés. Concurren dos, tres o más personas muy cercanas, que comparten muchas dimensiones de la vida (o sea, viven juntos el día a día), y que durante ese caminar construyen un sueño y una idea de negocios.

Al final, es como el dilema del huevo y la gallina. ¿Es un buen equipo el que genera buenas ideas o es una buena idea la que convoca un buen equipo? Da lo mismo. Lo que si está claro, es que idea y equipo son inseparables. Hay un viejo aforismo en el mundo del emprendimiento: “Una buena idea puede ser un fracaso en manos de un mal equipo. Una idea mediocre puede ser un éxito, desarrollada por el equipo adecuado”.

Un buen modelo que he aprendido con los años es separar tres dimensiones fundamentales en los equipos emprendedores: El ser amigos, el ser socios y el ser miembros del equipo (un caso particular de este último rol es cuando eres empleado de tu propia empresa).

Incorporar ese grado de esquizofrenia nos permitirá enfrentar en forma madura diversas situaciones, tanto de éxito como de fracaso. Son planos distintos, que cuando están alineados crean una sinergia natural y son una fuerza vital. Cuando las cosas marchan bien, los éxitos individuales son naturalmente del equipo y los roles muchas veces se mezclan y no importa mucho. Total, los éxitos son buenos para todos.

Pero cuando hay que tomar decisiones complejas, aparecen dificultades o los tiempos son complicados, es fundamental hacer esas distinciones.

  • Los amigos en la vida llegan de las formas más inesperadas y son un regalo que debemos aprender a cuidar.
  • Los socios se distribuyen la propiedad de una sola forma: aporte, recursos y dinero.
  • Los miembros del equipo tienen deberes, responsabilidades y derechos.
Al inicio de mi carrera, el no poseer estas distinciones me significó situaciones complejas en lo personal y en lo profesional. Con los años, el ir aprendiendo a distinguir estas dimensiones, es una experiencia que creo vale la pena compartir.

4 comentarios:

Victor 10:51 a. m., enero 22, 2007  

Estimado Maz

Debe tenerse en cuenta que la diferenciación de estas dimensiones es un acto de abstracción, y por lo mismo, se hace necesario la existencia de un reglamento interno donde se indiquen las acciones a segir en caso de conflictos entre miembros del equipo. Este reglamento debe ser aceptado (firmado) por todos los miembros.

Atte.
Víctor Fredes V.

Cecilia 2:49 a. m., junio 22, 2008  

Esta sección me asustó un poco... porque deja entrever que hay un alto riesgo de perder amigos al hacer negocios juntos y, por otro lado, uno suele pensar en los amigos para hacer un negocio. Y es muy natural desearlo pues, este camino de "armar un negocio" no es fácil, por lo que uno le da mucho valor al factor "Confianza".
Finalmente, me da la impresión que... el individuo que podría ser agregado aquí es el denominado "familiar". El que a su vez, debiera ser el mas complejo de situar en este concepto de "equipo", ya que en esa inclusión se suele confundir rápidamente: los derechos con las obligaciones y la confianza con el abuso de ésta...

Cariños,
Cecilia Mena
CeM

Victor 3:20 a. m., noviembre 09, 2008  

Estimados, el riesgo no es de perder amigos, sino el deferencial a los amigos.....algo que no se dice con claridad y que un matemático como nuestro amigo Zapo sabe, la amistad es una función de múltiples variables....el error es considerar que los amigos son sólo parte de un campo de la función del vivir....la vida está llena de variables...una sóla es aquella que se relaciona con los negocios....y su rentabilidad....obviamente con aquel amigo que me dejó botado en un trabajo no lo consideraré nunca (nunca es temporal...)más para otro trabajo similar, no significa que no lo llamaré para otro.....! pues tal vez pare ese otro sea genial....!....eso sucede porque hay un error conceptual básico: las personas estamos constituidos por un vertor de n variables y se piensa que al crear una métrica en una sóla de esas variables se es inferior se desecha....Por piedad... falta grave...son multivariables....o no? zapito?
VF

Maz 8:59 a. m., noviembre 10, 2008  

Hola:

Gracias a ambos por sus comentarios. Efectivamente como dice Víctor, somos seres "multidimensionales", y precisamente mi recomendación de no mezclar los planos va en la línea de mantener las relaciones. Hay amigos con los cuales nunca trabajaría y hay excelentes colaboradoes con los cuales no he logrado desarrollar un grado de amistad. Pero son espacios y planos diferentes, que si se logran complementar es ideal, pero si no, tampoco es obligatorio.

Por último Cecilia, no perderás amigos al hacer negocios si las reglas están muy claras desde un inicio y los roles, responsabilidades, derechos y alcances son claros. Eso por ejemplo aplica a lo que recomiendo en términos de definir las participaciones en la empresa.

Saludos y gracias a ambos.

Marco.

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP