viernes, 28 de marzo de 2008

Un Déjà Vu doblemente amargo


Se acaba de confirmar por diversas vías: el INN anunció en forma oficial, que Chile votará Abstención en el proceso de discusión para la aprobación de la especificación OOXML como estándar ISO, al menos en esta etapa.

Y acabo de tener un Déjà Vu.

Lo dije hace 7 meses y lo vuelvo a reiterar: sobre el tema de OOXML, no hay nada que celebrar.

Los invito a releer ese artículo, porque mi posición no ha variado en una coma desde aquella oportunidad.

Sí, soy porfiado y molestoso.

Pero las malas noticias pueden ser aún peores, y por eso que este es un trago doblemente amargo.

El Miércoles recién pasado, en nuestra primera sesión de
las Jornadas de Interoperatividad que organizamos en el Colegio de Ingenieros, le pregunté públicamente a mi amigo Alejandro Barros, después de su ponencia (en su calidad de Secretario Ejecutivo responsable de la Estrategia Digital), si existen planes concretos para reforzar la institucionalidad y asignar los recursos mínimos, para tener respuestas sólidas como país para la definición, discusión y aprobación de estándares, por ser una capacidad fundamental de competitividad local y global de Chile y su futuro.

Su respuesta, la cual lamentablemente ya imaginaba, me inquietó:

No hay conciencia en el mundo político y en el Gobierno en particular, sobre la importancia de definir con urgencia una institucionalidad robusta en los temas de estándares en nuestro país, al menos en los temas TI.

Por si acaso, no estoy diciendo que el INN haga mal su trabajo.

El INN hace ... lo que puede hacer.

Una historia que muchos quieren olvidar

Hace 6 años, políticos que hoy están en cargos internacionales, otros que han vuelto al mundo privado en temas totalmente distintos y varias otros decisores (que siguen en la esfera pública), tomaron una decisión que muchos dijimos en su momento que sería funesta: fusionar INTEC (la Corporación de Investigación Tecnológica de Chile) con Fundación Chile.


Chile perdió mucho con esa decisión, muchísimo. Si alguien no está de acuerdo en que fue una pésima decisión, estoy abierto a discutirlo en forma pública y abierta. Cero accountability por parte de quienes tomaron esa decisión. Más aún. Creo que ni siquiera están preocupados por esa decisión y sus consecuencias.

Varios criticamos ese proceso en forma franca y documentada, planteamos los riesgos que (con bastante pena) acertadamente pronosticamos y escuchamos a muchos que en privado comentaban lo que públicamente no podían decir.

E incluso algunos pagamos un alto precio: perdimos nuestro trabajo, fuera del sistema para fortalecimiendo de las capacidades nacionales en TI.

La diferencia es que con más de 20 años de carrera profesional, con altos y bajos, sigo viviendo (al igual que muchos otros) de la tecnología.

Para mí, para mi familia y para la gente que depende de mis decisiones, estos temas son vitales. No es un hobby al cual le dedico 10 minutos al día, comentando de pasada en la Web 2.0 o una postura filosófica con la cual deseo convencer al mundo cual profeta iluminado.

Por todo lo anterior, esas decisiones tomadas por otros (a quienes más encima les pagamos el sueldo y les "prestamos temporalmente" la confianza del voto) me importan muchísimo, porque afectan directamente a quienes vivimos y trabajamos en el día a día para crear riqueza, trabajo y oportunidades de desarrollo para nuestro país mediante la tecnología.

No son decisiones pasajeras. Para muchos, son decisiones fundamentales.

Lo que queda del OOXML

Por el tema de OOXML no sólo hay nada que celebrar.

Lo que más me molesta de este Déjà Vu, es que de esta enorme tragicomedia (como describí en mi artículo anterior), será muy poca la experiencia que quedará. No se realizarán acciones correctivas concretas y el aprendizaje que tendremos los chilenos de este mal rato, será nulo.

Me encantaría de corazón y por el futuro de nuestro país, que me taparan la boca y me demostraran que estoy equivocado.

Ya es el momento de decirlo, porque nos están hipotecando el futuro.

Señores políticos, en los temas de tecnología y desarrollo: ¡hagan su trabajo! ¡Y háganlo bien!

Fuente de la Imagen: Knots de Maurits Cornelis Escher


Stay Tuned!

Leer artículo completo ...

martes, 25 de marzo de 2008

OOXML: Antes, durante y después ...

Sófocles jamás habría imaginado mejor tragedia.

Es cierto. En Chile poseemos algunos actores con la capacidad para poder participar en esta obra, y varios de ellos generosamente han subido a las tablas para esta representación. Pero carecemos de un Director con experiencia y trayectoria que pueda conducir a buen término este desafío.

Lamentablemente en nuestro país la discusión de estándares sigue siendo teatro de aficionados. Los recursos disponibles para un montaje son muy escasos, tratando de reciclar vestuarios de otros tiempos gloriosos. Y quienes arriesgadamente deciden participar, roban tiempo a sus quehaceres en el mercado, la posada, el hospital o la gobernaduría.

Hay muchos que hoy estando en la facción de los Montesco o de los Capuleto, blanden como expertos espadachines sus mortales y brillantes estoques, adornados con siglas y acrónimos tecnológicos, pero en el fondo son accesorios de escenografía tallados en simple madera.

Otros derrochan tinta digital en encendidos discursos de defensa o ataque, hablando sobre especificaciones que jamás han leído, de las cuales ni siquiera han guardado copia de los archivos en sus discos duros, escondidos detrás de una máscara ritual de verborrea, que intenta vanamente ocultar ignorancia y desidia.

Aparecen noveles actores que jamás se habían preocupado por los temas de estándares y su relevancia, y probablemente tampoco entienden en toda su magnitud, las consecuencias de algunas decisiones o los precedentes que se crean a partir de forzar algunos consensos oportunistas, en uno u otro sentido, cegados por el foco de las luces encendidas con la polémica.

Lo más probable es que a estos fugaces actores tampoco los veremos más, cuando dentro de 6 meses, el epílogo de esta particular tragedia sea nuevamente sentarse a discutir un nuevo guión.

Pero ya no será una historia tan atractiva ni tendrá tantas luces. Esta vez la protagonista no será una aristocrática Julieta.

En esta nueva obra, se contará la historia de una humilde fregona. Su simple y básica labor es fundamental para asegurar la sana vida de este reino tecnológico. Pero ella no vestirá sedas ni oropel, por lo cual su atractivo será insignificante para el ojo oportunista.

Yo decidí salir de este montaje hace tiempo, por diversas razones, las cuales incluyen algo de prudencia y quizás cobardía, pero principalmente por ignorancia y responsabilidad con las consecuencias posteriores al estreno.

En estos momentos pido prudencia. Sólo eso.

Lamentablemente, muchas palabras en esta tragedia expresadas con exceso de pasión, no serán efímeras en el tiempo.

Generarán cicatrices imborrables en la cara de un Montesco o inundarán de rencor eternamente el corazón de un Capuleto.

Pido prudencia.

Mutis por el foro.

Stay Tuned!

Leer artículo completo ...

lunes, 17 de marzo de 2008

En construcción

Estaremos en proceso de "reconstrucción" del sitio por algunas horas, proceso que nos encomendamos a toda divinidad para que concluya bien, ya que le haremos una cirugía mayor. ¡Glup!

Terminamos! Tenemos cara nueva y todo ya está medio encaminado. :-)

Para quienes no lo recuerden, esta era la "fachada" anterior de este sitio.

Lo primero es que seguimos en Blogger.

Recibí por ahí una gentil invitación para "migrar" a otra plataforma, pero el costo de cambio es muy alto, tanto por los vínculos directos a mis artículos como por el posicionamiento en los motores de búsqueda, como analicé en la "refacción" anterior del sitio.

Las cosas más importantes que cambié en esta "remodelación digital":

  • Saqué toda la publicidad (demasiado ruido visual y "pocas nueces") No vivo de mi blog, estoy lejos de reunir una cantidad de dinero "relevante" y mi análisis es que el costo de llenar de publicidad es que los lectores que llegan esporádicamente (75% de las visitas llegan por búsqueda), se pierden y optan por abandonar el sitio
  • Despejamos de iconos la interfaz, dejando lo más relevante para facilitar la navegación entre artículos.
  • Hay una sección clara y destacada para que los usuarios se suscriban por correo electrónico a las actualizaciones vía Feedburner (tengo varios lectores que no saben utilizar un lector RSS y que tampoco encontraban la caja de suscripción entre tanto "adorno")
  • Mantenemos el menú superior y las secciones principales
  • Despejamos el área de lectura de los artículos. Ahora hay una estructura clara: Contenido a la izquierda, servicios a la derecha (no, no es una declaración política por si acaso ... :-)
  • Tenemos ahora un estilo más "Web2.0". El template anterior era estilo Web tradicional, "remozado" con iconitos 2.0, pero era ... antiguo.
  • Un servicio interesante que incorpora este template: la sección con tabs para búsqueda en el sitio y tags de los artículos, que completaré más adelante con otros tabs.
Algo que perdí (al menos temporalmente) es la capacidad de resizing y adaptación al tamaño del browser. Eso lo modificaré un poco más adelante.

Por último, fue divertido y aprendí varias cosas nuevas, pero esta vez fue bastante más difícil. El template lo encontré en JackBook, siendo una adaptación de un template original para WordPress. Cuando lo instalé en otro blog de prueba que tengo, parecía funcionar bien. Pero tenía muchos errores e inconsistencias en la versión Blogger, con varias secciones que operaban mal y que me significó meterle mano a varias partes del código.

Y como premio gordo, además de probar personalmente en Firefox, Opera y Explorer 7, encontré el servicio BrowserShots, para poder ver el rendering y la operación en varios sistemas operativos y navegadores, donde se puede optar por habilitar o deshabilitar Javascript, Flash o Java, a alección. Muy útil y espectacular servicio, además de gratuito (se demora un poco, por razones obvias, pero el resultado es espectacular).

A quienes hayan leído este artículo, les agradecería un comentario de sugerencias, y si encuentran algo que funcione mal, trataremos de corregirlo. ¡Gracias!

Stay Tuned!

Leer artículo completo ...

jueves, 13 de marzo de 2008

El dólar que duele en TI

Mucho se ha conversado sobre la encrucijada que enfrentamos por la fuerte baja del dólar en Chile, pero poco se ha analizado sobre el impacto que tiene específicamente para la industria TI.

Haré un análisis introductorio, comentaré algunas experiencias y propondré algunas estrategias, para enfrentar de la mejor forma este "fenómeno de entorno", el cual genera tanto amenazas como oportunidades, en un esquema de análisis estratégico FODA.

Si este artículo no les dice mucho o no les parece interesante, pueden huir de inmediato y continuar con una entretenida sesión en XKCD, un webcomic de culto para los fanáticos geek. :-)

En lo que sigue, $ son "pesos chilenos" y US$ son "dólares estadounidenses".

El análisis forense y los cargos al imputado

El hecho concreto, señor Juez, es que enfrentamos una caída en el valor del dólar observado (promedio del intercambio entre empresas bancarias en un día): desde $540 por US$1 en Marzo del 2007 (un año atrás) hasta los actuales $436 por US$1 (de hoy). O sea, una caída nominal del 19%.

Y algunos miramos nerviosos las cifras diarias, levantando plegarias a cuanta divinidad se nos ocurra, para que por lo menos la caída se detenga (pueden revisar las tablas históricas de dólar observado en la sección de Estadísticas del Banco Central de Chile).

Las causas son varias, escapan al motivo de este artículo y han sido ampliamente comentadas, así como las medidas de corrección posibles. Todo esto, acompañado de lo que algunos analistas sugieren con el corazón blindado en plomo: una estoica y digna resignación.

En este artículo, son los efectos en la industria TI los que nos ocupan.

Cuando llueve, todos se mojan (para bien o para mal)

En el plano general, hay algunos sectores como importadores, industrias productivas con insumos comprados en el extranjero y nosotros las personas (como consumidores finales de los productos de importación), para quienes esta situación es muy buena (aún cuando la rebaja en los precios se transfiere parcialmente a través de la cadena).

Y hay otros sectores, como los exportadores agropecuarios chilenos que venden principalmente en el mercado norteamericano, que están en una crisis muy compleja.

Por ejemplo, los dólares que retornan a Chile por vender fruta a USA tienen en términos nominales (sin corrección), una capacidad de compra interna un 19% menor que hace un año. Y por el otro lado, los costos internos en moneda local crecen, con una tasa de inflación moderada, pero en definitiva crecen (mano de obra, energía, agua, insumos nacionales, financiamiento local, etc.).

Por ello, la única alternativa que le queda a este sector es "vender más caro", cosa que en un escenario recesivo (real o artificial) , con restricción del consumo o con fuerte competencia de otros países, puede ser una decisión complicada.
La decisión estratégica de mediano plazo para defenderse de estas amenazas, debería ser generar ventajas competitivas basadas en tecnología y procesos productivos, para vender productos agropecuarios con alto valor añadido. Pero eso es un tema mayor, que primero pasa por un cambio en la mentalidad del empresariado chileno del sector agropecuario.
En todo caso, es parte de los riesgos por tener una economía abierta al exterior y donde los mayores ingresos provienen de los mercados externos. Si los tiempos de bonanza son muy buenos, los tiempos de vacas flacas son muy malos.

Hoy día es momento de apretar los dientes. Y en el caso de la industria TI, esta situación tiene diversos impactos.

En la industria TI, la moneda son los dólares

Un aspecto importante a aclarar es que como regla general, la industria TI en Chile está indexada a dólares (excepto los servicios, los cuales en algunos casos se cotizan en UF).

Si bien esta constatación es obvia en un contexto internacional a nivel macroeconómico (donde los dólares son el idioma del mercado tecnológico), hay efectos importantes para la industria TI local a nivel microeconómico, como analizaremos en los ejemplos posteriores.

A la larga, el comentario que prevalece en cualquier conversación sobre un proyecto TI es: "Este proyecto es de US$ 10.000, US$ 300.000 o US$ 2.000.000".

Y esa conversación es independiente de las monedas utilizadas para los diversos ítems (pesos, UF, dólares, etc) y si la estructura interna de costos (o precios) se compone con servicios, hardware, software, outsourcing o explotación.

La industria TI se mide en dólares. Los proyectos TI se miden en dólares. Las empresas TI se valoran en dólares. Los resultados se presentan en dólares. Las inversiones proyectadas en TI y las provisiones de presupuesto son estimadas en dólares.

En definitiva, la moneda de la industria TI son ... los dólares.

¿Somos todos iguales en la industria TI?

Todos conocen el viejo chiste: somos todos iguales, pero algunos somos más iguales que otros.

Las situaciones que comentaré a continuación, muestran claramente las diferencias entre los distintos segmentos de nuestra industria.

Por ello, cuando se habla de "la industria TI en Chile", debe entenderse que si bien todas las empresas pertenecemos a un mismo "rubro económico", somos muy distintas entre sí y no cabemos todos en el mismo saco.
Por si acaso, ese fue un misil teledirigido, especialmente para quienes tienen relación con temas de política pública y desarrollo de la industria TI.

El caso de los "movedores de cajas TI"

Sin ánimo peyorativo, el "mover cajas" es una denominación común en la industria TI.

Y se refiere principalmente a vendedores de productos de "hardware", "software empaquetado" o proveedores de "servicios estandarizados". De hecho, yo muevo diversos tipos de "cajas TI", pero ejemplificaré con nuestro caso más adelante.

Las "cajas TI importadas"

En el segmento que denominaré "movedores de cajas TI importadas", consideraremos típicamente a los representantes o filiales locales de marcas internacionales, tanto en productos de Hardware como de Software.

Indudablemente, la oferta se complementa con diversos servicios de valor agregado. Pero es importante comprender que en este caso, se construye principalmente sobre la base de "productos empaquetados".

Ejemplos de estas empresas que operan en Chile son HP, Epson, SAP, Oracle, Dell, IBM, Microsoft, Cisco, Sun, NEC, RedHat, sólo por mencionar algunas marcas.

Para este segmento, esta caída del dólar es una tremenda oportunidad que los beneficia.

La rebaja de precios permite generar nuevas oportunidades (cuando está barato, las empresas aprovechan de invertir, crean nuevos proyectos o adelantan inversiones) y los consumidores aprovechan de renovar tecnología (aún cuando signifique endeudarse a 36 cuotas).

Sólo por un efecto de rebaja del tipo de cambio del dólar, los productos salen "más baratos" en $. Producto de la elasticidad-precio de la demanda de tecnología, es más fácil la venta.

Por tanto, los "movedores de cajas internacionales" ven más fácil su labor, ya que gracias al aumento de la demanda que provoca la baja de precios, se adelanta la oportunidad de renovación o actualización por obsolescencia, y por un tema aspiracional, los consumidores finales ven un acceso más fácil a bienes de consumo tecnológico "rebajados". Eso se traduce en algo simple: más ventas.

Un caso interesante: Las Telco

Otro segmento que se beneficia por este fenómeno es el mercado de las Telco, especialmente las filiales locales de compañías internacionales. Ya que sus servicios (y por tanto sus ingresos) son recurrentes y en moneda local, las metas de ventas en US$ mejoran sólo por un efecto de proporcionalidad. Además, reciben un beneficio (en todo caso menor en términos de impacto) asociado a una mejora en los índices de inversión en infraestructura.

En la operación interna de la Corporación, al reportar a las casas matrices, las oficinas locales pueden mostrar mejores números de venta en dólares (aún cuando las ventas reales se mantengan o incluso decaigan). Y por ello, las áreas de finanzas tienen tiempos muy ocupados en estas situaciones (por si acaso, estoy simplificando enormemente el análisis y las estrategias internas son mucho más complejas, pero al menos estos son algunos principios fundamentales).

Estas situaciones las conocí muy bien al trabajar en cargos ejecutivos en corporaciones Telco internacionales.

Los modelos de tarifa en Chile están indexados a pesos o UFs. Al caer el dólar, se facilitaba nuestro cumplimiento de metas y aumentaba nuestro índice de felicidad. Y al volver a subir, nuestro nivel de stress aumentaba proporcionalmente, ya que debíamos redoblar nuestros esfuerzos para cumplir las metas (que ya eran duras). Obviamente, metas siempre puestas en dólares desde la matriz.

Pensando en el futuro

Por ello, tanto en el caso de los "movedores de cajas TI" como en las "Telco internacionales", hay que tener cuidado en la planificación de mediano plazo: lo que hoy es pan, mañana puede ser hambre.

Siendo las metas comerciales por definición crecientes, en los próximos períodos (o años fiscales) las metas definidas desde la matriz internacional serán mayores en US$ (amarga noticia, aún cuando venga precedida de una calurosa felicitación y un bono).

Combinar una meta comercial más alta con una subida en el tipo de cambio, es una mezcla altamente inflamable. Muchos ejecutivos de las áreas comerciales TI aumentarán considerablemente su consumo de antiácidos: deberé vender mucho más y además más caro, para poder cumplir la meta :-(

Y en ese complejo escenario, siempre existe el riesgo de tener que proceder finalmente a colocar los efectos personales en una caja de cartón y que los correos electrónicos corporativos nos respondan: "Unable to relay for xxx@xxx.com. User not found".

Por ello, si bien estos escenarios son favorables en el corto plazo en las corporaciones internacionales (y por tanto hay que aprovechar el veranito de San Juan y disfrutar la fiesta), se requiere también una alta dosis de estrategia, planificación y negociación política, para enfrentar los posibles escenarios futuros.

El stock físico y la aparición de un "psicópata asesino": el Euro.

Una excepción en el beneficio para los "movedores de cajas TI", es para el caso de stock de productos físicos (tecnología) de propósito especializado, sin tanta rotación y que no sufre obsolescencia rápida (o sea, con stock promedio de 6 meses o más).

En el caso de mi empresa (lamentablemente en este caso caigo en el "sector afectado", aún cuando por fortuna no es una unidad de negocios tan relevante), mantenemos un nivel de stock de dispositivos tecnológicos que ... sí, ya adivinaron ... compramos el año pasado, pensando en aprovechar el "momento de baja" del dólar. Mala decisión, pero es el riesgo empresarial.

Hemos debido reindexar precios a moneda local (UF), teniendo que dar explicaciones a muchos clientes y que no entienden este fenómeno.

"Señor MAZ, el mismo dispositivo que usted me vendía a US$ 150, hoy día me lo está vendiendo a US$ 200, con el valor del dólar que veo en el diario. Eso es inaceptable. Ustedes son unos usureros".

Cuando ese cliente no entiende el contexto, explicándole que incluso con ese valor al menos no perdemos dinero, no tengo mucho que hacer. Explicarle además que los sueldos, el agua y el teléfono hay que seguirlos pagando igual, junto con el costo financiero del stock acumulado, es una explicación que tampoco un empresario puede dar, porque es parte de las reglas del juego.

Pero si consideran que esta situación es mala, recuerden que siempre puede haber algo peor.

Hay una línea de dispositivos tecnológicos que traemos de Europa y adivinen ... sí, en ese caso nuestros costos están en .. ¡Euros! El otro día traté de morder una moneda y créanme ... al menos en estos tiempos, es una moneda "muy dura" :-)

Con la caída de la paridad del dólar al Euro desde 0,81 a 0,65 aprox. en los últimos meses y la baja del dólar, nuestro precio de venta en US$ (combinando los factores antes mencionados) ha debido aumentar "sólo" en un 40% ... y "solamente" para no perder cuentas de clientes. A propósito ... ¿alguien mencionó la palabra "margen"? Uf. Esa palabra se perdió de mi diccionario hace tiempo, al menos en el negocio de hardware.
Menos mal que de esos dispositivos tenemos pocos, mis cotizaciones no tienen una validez mayor a 15 días y tenemos condiciones especiales para disminuir costos de shipping&handling para bajos volúmenes.
Volviendo al caso general, en Chile hasta el momento en la industria TI, nunca he visto una cotización en euros, siendo la práctica la cotización en dólares. Generalmente, es la empresa que vende quien absorbe internamente las posibles fluctuaciones. Pero tengan por cierto que están empezando a aparecer cotizaciones en Euros, producto de situaciones como la mencionada.

Las "cajas TI nacionales"

Aquí el tema es bastante más complicado, especialmente para las empresas de software y servicios de producción nacional.

Para productos de bajo costo o muy específicos (que no tengan sustitutos internacionales), la mejor estrategia es recotizar y definir listas de precio indexadas a moneda local (típicamente UF).

Esto también se aplica para servicios profesionales y servicios recurrentes o tipo ASP (esta es una recomendación especial, tomando en cuenta que la tendencia de la industria es moverse a modelos tipo SaaS - Software as a Service).

Pero no siempre se puede, y esos son los escenarios más complejos, especialmente para la venta de productos caros en el mercado interno y para exportadores de software empaquetado.

Los productos de software empaquetado generalmente se cotizan en dólares, especialmente cuando son sustitutos o compiten con productos internacionales.

Y ahí no hay mucho que hacer. No se obtiene nada con cambiar de moneda la cotización del producto, ya que en la práctica, tu competidor estará (te guste o no) al menos un 19% más barato en términos nominales respecto al escenario de hace un año. En ese caso, las alternativas que quedan son:
  • Eliminar la línea de negocios y asumir la pérdida
  • Aceptar la disminución de precio, obligando a aumentar el Q para el nuevo P, y aumentar los plazos de retorno sobre la inversión
Los grandes proyectos

Otro caso complejo es el caso de los grandes proyectos (basados principalmente en productos), que genera un nivel de inestabilidad importante para nuestras empresas locales.

Hay una práctica de la industria que es una realidad: los grandes proyectos (especialmente proyectos de inversión para infraestructuras de hardware, software base y productos middleware de propósito específico), se hacen en dólares.

Saco de este escenario los grandes proyectos de desarrollo de software a medida e implantaciones, los cuales principalmente son un gran conjunto de servicios profesionales y es frecuente que en Chile se coticen en UFs (cuando se puede).

Pero un proyecto en el cual su composición sea una combinación de al menos un 75% de hardware y software empaquetado, y el 25% restante servicios, como regla general en Chile será negociado, acordado, ejecutado y pagado en dólares. Ese es un escenario más delicado.

Un caso aún más complejo son los proyectos que tienen un ciclo de venta largo, superior a 6 meses (incluso un año o más, cuando la negociación es grande). Para esos casos, tampoco hay mucho que hacer. De partida, en la mitad del proceso de negociación, no podrás cambiar la moneda. Y por ello, es importante definir condiciones que protejan cambios en el escenario de paridad. La mala noticia es que en muchos casos, sólo resta apretar los dientes y tomar dosis extra de antidepresivos para resistir la negociación.

Si el proyecto ya está en curso o cerrado, es fundamental el control de los hitos de aceptación y facturación, los cuales en algunos casos, ya no estarán definidos por la contraparte formal de nuestro cliente (como debería ser siempre). En un escenario fluctuante de paridad, en forma independiente del acuerdo original, terminarán siendo negociados por los Gerentes de Administración y Finanzas.

Otra situación a considerar es que en el último tiempo, se ha instaurado en algunos proyectos y particularmente en algunas industrias, una mala práctica y que ya he escuchado repetidamente de varios empresarios TI. Nuestra industria, producto de este manejo financiero y la caída en picada del dólar, está siendo "desplazada" en términos de la facturación y pago, especialmente para cuentas en dólares.

Grandes pagadores esperan la mejor situación para el cierre del negocio y congelamiento de la moneda, lo cual en sí no es malo, porque es el justo derecho del comprador para analizar las mejores condiciones de compra.

Pero otras empresas, incluyendo casos cuestionables por una descarada falta de respeto a principios básicos de la ética de negocios, desplazan artificialmente hitos de facturación o derechamente postergan los pagos, para que en términos de moneda interna el "valor nominal en pesos" sea menor. Y claro. En la práctica, es la industria TI quien está actuando como agente de financiamiento. Ese particularmente es uno de los motivos que me llevó hace un tiempo a escribir la Carta para un buen cliente.

Outsourcing y off-shoring

Un último escenario que también se complica por efecto del tipo de cambio, es para las estrategias nacionales de expansión de la oferta de servicios off-shoring para el mercado internacional.

Tanto para las empresas internacionales que decidan operar en Chile como para la venta de servicios hacia otros mercados, un dólar débil con "costos internos"en $, desincentiva la llegada de empresas internacionales o dificulta la venta de servicios externos. Porque en estos mercados, la industria compite en precios internacionales en dólares, con una oferta mundial y distribuida.

Por eso habemos algunos que miramos con cierto cuidado (y por qué no decirlo, incluso recelo) la industria de off-shoring, porque en la práctica es venta de servicios y recursos humanos especializados, pero en estricto rigor, con bajo valor agregado en la industria TI.

Esta política de fomento al off-shoring debe ser complementada con políticas efectivas y concretas de promoción, soporte e incluso subsidios directos, para el desarrollo de una industria TI nacional basada en productos de "conocimiento empaquetado" replicables y de "alto valor agregado".

De no hacerlo, en algunos años veremos que nuestra industria TI, exclusivamente por un tema monetario (sin contemplar las múltiples otras dimensiones de estrategia país adicionales), se enfrentará a un dilema similar al de los exportadores de productos agropecuarios básicos.

Por eso, es el momento de realizar ahora los cambios verdaderos y estructurales.

Stay Tuned!



Leer artículo completo ...

martes, 11 de marzo de 2008

Energía Almacenada


Hace unas semanas escribí un artículo donde explicaba el concepto de Breakthrough, que corresponde a un "avance disruptivo" y que impacta múltiples dimensiones de la sociedad. Un breakthrough generalmente inicia con un descubrimiento científico, el cual se aplica a través de la Ingeniería y redunda en aplicaciones y dispositivos tecnológicos.

En este artículo, explicaremos un nuevo Breakthrough, anunciado hace muy poco (Diciembre del 2007), y que provocará grandes cambios en nuestra sociedad en los próximos años: la revolución en el almacenamiento de la energía.

Más por menos

Gordon E. Moore, uno de los fundadores de Intel, planteó a fines de la década del '60 la llamada Ley Empírica de Moore y que es de amplia divulgación. Este principio define que en un período aproximado de 18 meses, las capacidades de cómputo se duplican, lo cual a su vez provoca un decaimiento de precios. A pesar de que el propio Moore indicó que su principio tendría una duración máxima de 15 años, los avances en los modelos de computación molecular y nanotecnología predicen que, al menos por un tiempo más, seguirá vigente.

Esto lo vemos quienes tenemos una relación profesional (y por ende más estrecha) con la tecnología, en diferentes dimensiones. Pero siendo mucho más importante, los "usuarios tradicionales" lo perciben en sus compras de dispositivos tecnológicos para uso diario, siendo su expectativa permanente: obtener cada vez más por menos.

Las partes y piezas por separado

En términos generales, cualquier dispositivo electrónico (incluyendo aquellos que caen en el ámbito de la "electrónica de consumo") poseen un conjunto de elementos comunes:
  • Un dispositivo de despliegue: la pantalla
  • Un dispositivo de cálculo: el procesador
  • Almacenamiento temporal: la "memoria"
  • Almacenamiento permanente: el "disco"
  • Un dispositivo de "comunicaciones" o "conectividad": la conexión a una red
  • Una fuente de energía: la "batería"
Los avances en diversas tecnologías y especialmente los nuevos requerimientos de "un planeta cada vez más móvil", han incorporado mejoras importantes en cada uno de los ámbitos indicados, pero siempre manteniendo una "deuda pendiente": La fuente de energía.

Ejemplos de avances y el estado del arte

Dadas esas dimensiones, podemos hacer un breve resumen de los avances en cada ámbito, incluyendo las últimas tecnologías en uso, o que se encuentran en un estadio de desarrollo próximo a su masificación:
  • Despliegue: el antiguo CRT (los "televisores gordos y pesados" que conectábamos al computador) y las pantallas de cristal líquido, han dado paso a las pantallas LCD, y próximamente, a pantallas con propiedades fisico-químicas estables de bajo consumo. Para el despliegue estático, nuevas tecnologías con propiedades físico químicas estables, prácticamente no requieren alimentación externa, como en los casos de e-ink y e-paper (Wow!)

  • Cálculo: Procesadores con capacidad dual (incluso polimorfos, como los desarrollos de Transmeta, a pesar de que el impacto ha sido menor al hype inicial) basados en silicio, darán paso a nuevas arquitecturas de procesadores moleculares basados en nanotecnología

  • Almacenamiento temporal: la "memoria RAM" tradicional da paso a las nuevas generaciones de memorias de alta velocidad y bajo consumo

  • Almacenamiento permanente: el "disco rígido" tradicional y los CDs/DVDs dan paso a nuevos formatos multicapa y de alta densidad como Blu-Ray (el nuevo campeón en la liga de los estándares). La masificación de las memorias de estado sólido tipo FlashRAM permiten nuevos mecanismos de almacenamiento personal como los Pendrive, MP3s, MP4s y similares, dando muerte definitiva a los "viejos dispositivos" de almacenamiento como los diskettes. En la práctica, hoy para muchos dispositivos el concepto de "memoria" y "almacenamiento" se funden en un solo concepto: "Capacidad de recordar y procesar"

  • "Comunicaciones" o "Conectividad": la conexión física tradicional enfrenta (y en muchos casos se rinde) frente los modelos de "PicoRedes" (Bluetooth o estándares de proximidad como MiFare), conexión Inalámbrica (WiFi, 3G, WiMax) o incluso modelos híbridos como las redes Mesh

  • Energía: las baterías ... bueno ... en realidad, las baterías hoy duran un poco más y son un poco más livianas, y puedo andar con una de repuesto en el bolso, pero ... ¿Qué avance real hay aquí? Duh. No encontramos. De hecho, no sé que es más pesado: si la cámara digital o la media docena de pilas AA recargables adicionales de repuesto para poder registrar las vacaciones en la playa. :-?
Las baterías (o los mecanismos de almacenamiento de energía), en estricto rigor, no han tenido un avance importante desde fines de los '80. O sea, ahí hay una "deuda pendiente" (o más bien existía).

Si bien hoy disponemos de un avance importante en términos de la "autonomía", dichos avances no han sido consecuencia de grandes avances en el almacenamiento de energía. Principalmente, la autonomía responde a que gran parte de los "otros" dispositivos han sido optimizados para disminuir al máximo el consumo y las potenciales pérdidas de energía.

Y claro. Hoy puedo escribir este artículo desde mi notebook en la terraza de mi casa, leyendo y respondiendo correos y viendo en línea un programa de TV con streaming IP, pero estoy resignado a disponer de un máximo de 3 horas de autonomía con mi notebook, tener que cargar mi celular como máximo cada 2 días o recordarme de recargar mi MP4 después de disfrutar de algunas horas de música.

El modelo de las baterías Li-ion

Hoy en día, en los aparatos electrónicos utilizamos principalmente un modelo de almacenamiento de energía en baterías, basado en procesos físico químicos asociados al uso del Litio (proceso conocido como Litio-ion, o en forma reducida, Li-ion).

El principal material que se usa para el ánodo es carbono, el cual al momento de la carga, "absorbe" átomos cargados positivamente de Litio, "liberando" electrones durante la descarga (proceso que sigue cualquier batería).

Podemos ver un hermoso esquema (tomado de Cienciateca) que explica el funcionamiento acá.



Históricamente se sabe que un ánodo de silicio tiene una capacidad de absorción de Litio muy superior a un ánodo de carbono, lo cual redundaría en una mayor capacidad de acumulación.

El problema principal: las microfracturas del silicio. Este proceso (de carga y descarga permanente) provoca que el silicio en sus estructuras comunes, sufra un proceso de "pulverización gradual" que a la larga, hace la capacidad real de acumulación de la batería se pierda en forma muy rápida. Además, las "formas" del silicio (típicamente "marañas de cabello") hace que la capacidad de transferencia de electrones (o sea, la estabilidad de la carga entregada) sea muy dispareja.

Nanotecnología en acción

Y aquí viene el breakthrough. El equipo de trabajo en Nanomateriales de Yi Cui en la Universidad de Stanford, publicó en Diciembre del 2007 en la revista Nature Nanotechnology, un paper revolucionario donde describe un nuevo método: Pequeños nanotubos de silicio que actúan como ánodos en una batería de Litio, resolviendo los dos problemas principales: las microfracturas y el contacto. El Press Release que anuncia este avance lo pueden encontrar acá.

En la imagen inferior (fotos tomadas a la misma escala) podemos ver cómo los nanotubos de silicio "engordan" producto de la acumulación de energía (al absorber los iones de Li). Impresionante.




Las características de un nanotubo permiten expansión y contracción sin afectar su estructura, manteniendo la alta capacidad de absorción de litio, por lo cual estas baterías tienen una capacidad de acumulación de energía 10 veces superior a los sistemas actuales y una vida media mucho mayor.

Con esto, se paga la deuda pendiente que indicamos al inicio de este artículo.

En este diagrama, podemos ver el esquema tradicional de conectividad con la superficie de contacto y el ordenamiento que se establece a través de los nanotubos, siendo el resultado principal del trabajo del equipo de Stanford, quienes ya se encuentran en proceso de establecer acuerdos para iniciar la fabricación en serie.

Uf! Este no es un ámbito de mi especialidad, por lo cual agradeceré cualquier corrección (asumiendo que es un artículo de divulgación) y he incorporado los vínculos para quienes quieran profundizar en el tema.

Lo que provocará

Y claro. Ahora es cosa de echar a andar la imaginación. ¿Qué podremos hacer con una autonomía 10 veces superior a la actual para nuestros artículos electrónicos? ¿Qué nuevos trabajos u oficios podrán crearse? Los autos eléctricos serán accequibles y tendrán una vida útil mayor. Se disminuirá la emisión de residuos altamente contaminantes por desecho de baterías. Será más factible disponer de generadores de energía "limpia" (paneles solares o generación eólica) para uso doméstico. ¿Se podrá "transportar" energía en forma física? (algo así como "camiones aljibe" de energía).

En fin. Es cosa de imaginar y buscar oportunidades.

Stay Tuned!




Leer artículo completo ...

jueves, 6 de marzo de 2008

Soy feliz

Esta mañana, al igual que muchas otras mañanas que forman parte de mi rutina diaria, me duché rápidamente para llevar a mis hijos al Colegio, en el mismo camino que hago todos los días. Antes de salir, mi esposa me dio un beso rápido de despedida, corriendo hacia su trabajo, como muchas otras mañanas.

Al dejar y despedir con un beso a mis hijos, volví a saludar con el mismo gesto rutinario a los mismos padres que nos encontramos todas los días. Y volví a casa a tomar desayuno como todas las mañanas. Mientras desayunaba lo habitual, leía las noticias de los mismos periódicos digitales nacionales e internacionales. Nada nuevo, los mismos eventos, sólo cambian los actores.

En un gesto automático, respondí algunos correos con las fórmulas de siempre y leí con detención algunos feeds de mi lector RSS, de los mismos autores que leo frecuentemente. Y aproveché de repasar un documento que estoy redactando, como miles de documentos y textos que he redactado en mi vida.

Mis "asistentes digitales" me recordaron que tenía una reunión con un cliente en un par de horas, al igual que muchas otras mañanas. Rezongando, cerré mi notebook con el gesto habitual, saqué una chaqueta y subí a mi auto, escuchando el mismo programa radial que escucho todas las mañanas.

Al igual que muchas otras veces, noté que mi auto no tenía casi gasolina. Y pasé a la misma estación de servicio cerca de mi casa, en el siempre igual camino a la oficina.

Pero algo pasó, algo que me cambió.

Pedí al dependiente llenar el estanque, como lo he hecho centenas de veces. Como una promoción, me regalaron la edición del día del periódico El Mercurio. Es extraño para mí tomar un periódico en papel, cuando ya mi costumbre es el medio digital. En forma también desacostumbrada, el surtidor de gasolina cargaba (por alguna desconocida razón) a un ritmo un poco más lento que lo habitual. En fin. Nada que hacer. Con tedio, decidí abrir el diario sentado al volante para esperar.

En la página 3, Cristian Warnken me cambió una óptica con su columna "A Ti", que me dejó taciturno e incluso hizo que el dependiente me repitiera un par de veces que el estanque ya estaba lleno.

Ya me había tocado profundamente hace poco tiempo, con su columna donde lloraba la pérdida que sufrió de Clemente, uno de sus hijos amados. Pero en esta columna, Cristian fue insolente e incorrecto, y nos interpeló para que dentro de nuestra rutina, aprendamos a ser valientes y responder con temor (venciendo también el pudor) a la duda permanente que todo ser humano se plantea.

Por ello, he decidido declararlo: "Soy Feliz".

Después de todo, tampoco cuesta tanto. El pudor va desapareciendo al repetirlo.

SOY FELIZ :-)
SOY MUY FELIZ.

¿Puedo ser más feliz? Indudablemente que sí.

¿Cambiará algo de mi rutina diaria por hacer esa declaración? Probablemente no.

Y seguiré con los mismos problemas, las mismas preocupaciones, los mismos amigos y las mismas rutinas. Siento que me hace bien decirlo: "Soy feliz". ¿Puedo ser más feliz? Sí, puedo serlo. Y quiero ser aún más feliz.

Hace unos pocos días, compartimos el dolor y la pena de un gran amigo, que dejó partir a uno de sus hijos. Mi amigo Vasco nos compartía con mucho dolor, que su hijo Rodrigo de 12 años, había dejado de ser oruga para transformarse en mariposa. Es un nuevo ángel que nos cuidará. Tan frágil que es la vida y se nos puede ir tan rápido, en los espacios y momentos más inesperados.

Soy feliz. Y desde aquí, en mi egoísta felicidad, les digo a Vasco y a Cristian (a quien no conozco pero que siento tan cercano), que he decidido abrir un pequeño espacio en mi corazón, en el cual puedan descargar parte de su dolor. Es quizás una pequeña forma de agradecimiento.

Padres que han tenido la desdicha de tener que dejar partir un hijo, nos enseñan a disfrutar en forma simple nuestra (mal entendida) rutinaria felicidad.

Un abrazo a todos.

Stay tuned!

Fuentes de las imágenes:
Felicidad: www.digitalz.org
Mariposa: Evolucionando

Los links a los artículos de Cristian no los referencio hacia su fuente original, porque El Mercurio tiene la pésima práctica de eliminar los post antiguos de quienes colaboran en su blog. Pésima práctica.


Leer artículo completo ...

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP