jueves, 26 de julio de 2007

Análisis del Acuerdo Gobierno de Chile - Microsoft - Parte 1

Diversos comentarios y reacciones generaron mis artículos sobre los "Héroes de Barricada Digital" y el anuncio en SushiKnights sobre nuestra participación en el grupo FLOSS de la Agenda Digital.

En relación con lo anterior, anuncio que dejaré de criticar los artículos que "denunciaron" el Acuerdo de Colaboración entre el Gobierno de Chile y Microsoft Corp. No vale la pena seguir generando desencuentros. Además, siempre guardo la esperanza de poder compartir una cerveza y una buena conversación con gente con la cual pienso distinto.

Pero me había comprometido a emitir una opinión. Por ello, he dedicado bastante tiempo (más del que puedo y menos del que quisiera) a recopilar diversos antecedentes e información sobre este acuerdo.

So ... let's rock and roll.

Declaración de Conflictos de Interés

Lo dejo en claro desde un principio: tengo varios conflictos de interés que pueden contaminar este análisis. Si el lector los considera inaceptables, puede concluir aquí la lectura de este artículo e ignorar mi opinión en el futuro.

Primer Conflicto: Mi posición política

Soy partidario de la Concertación, pero no soy obsecuente. He participado y participo en diversas instancias de discusión, desde la génesis del Programa de Gobierno en los temas de Agenda Digital, hasta otras instancias de discusión formal e informal. Pero también soy un ácido crítico de la política tecnológica del actual Gobierno, lo cual he expresado en forma pública y privada. No obstante, mantengo mi adhesión, por muy disgustado que esté respecto de ciertas políticas, formas de operar y sus resultados.

Segundo Conflicto: Mi relación con Microsoft

En mi rol de empresario soy partner de varias otras compañías nacionales e internacionales, y en particular de Microsoft (sabia decisión por parte de Microsoft :-)

Trabajamos, comercializamos, interoperamos y utilizamos soluciones de código propietario y también con tecnologías y herramientas FLOSS, en un modelo "tecnológicamente agnóstico", decisiones que dependen de múltiples factores comerciales, tecnológicos, operacionales y/o estratégicos. Quiero dejar esto muy en claro para que posteriormente no se me critique diciendo que soy una suerte de "carta tapada" o "lobbyista empresarial". Y además, mis opiniones en este ámbito no pueden ni deben ser confundidas con mi rol empresarial.

Tercer Conflicto: Mi relación con personas

Tengo una cercana relación personal y profesional con varias personas directamente involucradas en estos procesos. Pero las relaciones de amistad, si bien influyen en el tono de la opinión, por otra parte creo que exigen franqueza en los comentarios.

Cuarto Conflicto: Mi relación con SushiKnights y con la Universidad

En mi rol como SushiKnight y como académico, también poseo intereses en términos de visiones de mundo y promoción de iniciativas, las cuales indudablemente influenciarán mi análisis.

Esta declaración de conflictos de interés y en tan diversas dimensiones, hace que una vocecilla interior me repita insistentemente: "Mejor quédate callado". Pero por otro lado, la adicción a la adrenalina es demasiado fuerte y generalmente acalla esa vocecilla. :-)

Adelanto desde ya que el análisis será descarnado e ingenieril. No me interesa que sea simple o amistoso. Me interesa que sea metodológicamente correcto.

Hechos

Hechos objetivos y que deben ser considerados como condiciones de borde del análisis son:

1.- El Acuerdo existe, está firmado, el texto es el conocido.

2.- Hay algunas acciones que ya han sido ejecutadas en el marco del acuerdo. A lo más, a esta altura podremos evaluar algunos resultados y ejecutar algunas acciones correctivas.

3.- Hay acciones que están contempladas pero que no han tenido avances, en las cuales se pueden incluir criterios para su diseño, ejecución y evaluación.

Me parece que negar los hechos, sus efectos y volver atrás, además de inoficioso, puede ser contraproducente y desgastador.

Espíritu y Supuestos

Asumiremos que el espíritu que anima a cada actor institucional es colaborar para el cumplimiento de su misión propia:

1. La Misión del Gobierno (entre muchas otras cosas) es asegurar el desarrollo país y el desarrollo de los ciudadanos, sin comprometer ni hipotecar el futuro en forma irresponsable, asegurando una adecuada asignación y gasto de los recursos públicos, en función del programa de Gobierno por el cual fue elegido. Además, debe rendir cuenta permanente y mantener informados a los Ciudadanos de sus acciones.

2. La Misión de Microsoft como empresa es ganar dinero, posicionamiento e imagen, como cualquier otra empresa. Microsoft puede declarar que quiere colaborar con el desarrollo futuro, pero eso es marketing. Las empresas son empresas, los aviones fueron hechos para volar y las gallinas ponen huevos. Punto.

Nosotros los Ciudadanos

Las motivaciones de nosotros los "opinantes" y "Ciudadanos" a quienes nos interesan estos temas son:

1. Velar por los intereses personales y de los otros ciudadanos, y en el ámbito del tema tecnológico, ayudar a que se disminuya la brecha digital y fomentar a que se generen oportunidades de desarrollo para el país y "todos" los ciudadanos.

2. Colaborar con ideas. La cabeza es para pensar, no sólo para gastar shampoo o bloqueador solar (dependiendo del largo del pasto).

3. Controlar la gestión del Gobierno para que cumpla la misión declarada en los puntos previos. Esto no significa ser automáticamente paranoico y creer que todo es una conspiración alienígena en contubernio con agencias secretas del Gobierno (de ser ese el caso, hágase ver por un especialista, a menos que su nombre sea Fox Mulder o Dana Scully).

4. Los Ciudadanos podemos y debemos exigir a las empresas que no nos afecten y que nos respeten. Si somos sus clientes, que cumplan los compromisos y acuerdos comerciales establecidos (a propósito ... apoye activamente la Neutralidad de la Red). Más que eso, no corresponde ni nos interesa lo que hagan las empresas (en la medida que no afecten a nuestra Comunidad y a otros Ciudadanos). Los Ciudadanos respecto de las empresas, pueden influir en su comportamiento en la medida que sean dueños o clientes, pero no les podemos exigir más que eso.

5. Si un Ciudadano cree que su misión en la vida es destruir empresas porque no le gustan, o lograr que los plátanos hablen francés, le recomiendo que mejor pare aquí la lectura de este artículo. En Google seguro que encontrará mejores artículos para esos fines.

Transparencia, probidad y buena fe

Asumimos que el proceso es transparente, no hay corrupción ni beneficios personales secretos o no declarados, que contaminan decisiones racionales y acordes con los supuestos previamente declarados. Además, asumimos que las personas toman decisiones de buena fe, no mienten y actúan en concordancia con los principios previos.

En consecuencia, el análisis que viene a continuación considerará la evaluación, generación de sugerencias o recomendaciones, en función de los puntos y criterios previamente declarados. Esto evitará evaluaciones sentimentales, prejuicios u opiniones exclusivamente animosas.

Si alguien considera que los criterios o restricciones antes mencionados pueden ser mejorados o complementados, encantado recibiré sugerencias para poder mejorar el instrumento de evaluación. Si no, continúe con la lectura y estaré dispuesto a recibir críticas a las conclusiones, en la medida que la aplicación estricta de los criterios previos esté equivocada.

El Acuerdo no es secreto ni lo escondieron

Lo primero que me pregunté:

¿El acuerdo fue "escondido"? ¿Es secreto? ¿Fue informado? ¿Lo hicieron a espaldas de los Ciudadanos? ¿Quién es el responsable de publicitarlo? ¿Y por qué ocurrió lo que ocurrió en la blogósfera?

Mal que mal, el acuerdo ya tiene dos meses. Y si bien al menos yo tenía nociones, no sabía de su contenido ni el detalle. Más aún. No estaba ni preocupado del tema.

De partida, la teoría de que era secreto la descarté rápidamente, porque con una breve investigación como suscriptor de La Tercera, encontré referencias en la versión digital y referencias en la revista Mouse, además de una declaración en el sitio de Microsoft. Podría haber seguido buscando, pero para efectos de la hipótesis, es más que suficiente.

En todo caso, que a muchos se nos haya pasado es comprensible. Hay que entender que en el contexto de mediados de Mayo, donde todo el país estaba preocupado de las platas del Transantiago y los famosos MMUS$ 290, pasó sin pena ni gloria. Incluso la visita del "sucesor de Bill Gates" pasó sin pena ni gloria.

Pero de que lo quisieron esconder o lo trataron de mantener secreto, no es así. En todo caso, googleando y revisando el sitio del Ministerio de Economía encontré mucha otra información y bastante más sabrosa, pero eso lo dejaremos para más adelante y para otras conversaciones.

Lo que como Ciudadano siento pleno derecho a exigir es que dado que este nuevo Ministro ha declarado su interés en el tema digital (por fin!!) y una competente persona como Alejandro Barros (independiente de que sea una persona muy cercana, su trayectoria lo avala) está a cargo del tema, la pedida es simple: ¡hagan mejor la pega!.

El sitio de la Agenda Digital todavía no está en el aire y tampoco existe un espacio de información claro donde poder encontrar información actualizada sobre la política tecnológica gubernamental en forma simple, clara y ordenada. Y podrían evitarse muchos malos ratos y suspicacias colocando en forma clara y ordenada esta y muchas otras informaciones.

Y en cuanto al marketing de Microsoft, es consenso en la industria que deja mucho que desear y le sacan menos provecho a las cosas que hacen. Pero eso no deja de ser una opinión (por la cual estoy cierto que más de alguien se va a enojar), pero les recomiendo mejorar sus relaciones públicas y el uso de los medios.

Claramente el no considerar una estrategia de comunicaciones clara e informada respecto a temas tan sensibles como este acuerdo, indica que hay una parte del trabajo que no se ha hecho bien.

Tampoco el Gobierno sabe cómo manejarse en estos nuevos espacios, donde la WEB 2.0 toma una fuerza de participación ciudadana cada vez mayor (el manejo de crisis de este último conflicto deja bastante que desear). Cada autoridad emitiendo opiniones desde su óptica propia y sin un discurso coordinado. Puf!

Lo dije hace 2 años cuando estábamos redactando el Programa de Gobierno en un contexto político y no me escucharon (en realidad, es un problema mío si quiero transmitir algo y no logro convencer a mis interlocutores, pero bueno ... siempre es más fácil echarle la culpa al otro :-).

El Gobierno debe tener una estrategia clara de participación, inclusión y desarrollo, específicamente en las Comunidades y la WEB 2.0. No es un ejercicio académico.

Por lo tanto, no lloren ahora sobre la leche derramada.Partiendo por los pinguinos, la sociedad está aprendiendo a organizarse cada vez más y puede rápidamente reaccionar frente a un Estado con incompetencias en el mundo digital. Otro ejemplo más de los mamíferos que se mueven mucho más rápido que los grandes dinosaurios. Ojo, mucho ojo.

Si el comentario molesta y es duro, mis disculpas, pero son simples conclusiones a partir de las hipótesis planteadas y los antecedentes recopilados.

Finalmente, a menos que alguien tenga antecedentes concretos de acciones planificadas y orientadas a esconder del conocimiento público el Acuerdo, asumimos entonces que no se quiso esconder. Si alguien quiere plantear lo contrario, es libre de plantear antedecentes concretos que avalen su hipótesis, pero es tiempo de dejar de emitir opiniones al voleo.

Este artículo ya está demasiado extenso.

En la próxima parte (que tomará algunos días en ser preparada), analizaré punto por punto el Acuerdo, aplicando los criterios anteriores.

Stay tuned!

2 comentarios:

Jens Hardings Perl 9:55 a. m., julio 26, 2007  

Marcos:

creo que vas a encontrar muchos que piensen que tu supuesto sobre "transparencia, probidad y buena fe" no se aplica. De hecho, ese es el punto en discusión. Sin embargo, creo que es posible hacer un análisis interesante sin considerar ese supuesto.

Sobre la transparencia, en realidad puede darse por cumplida al momento que se hace público el acuerdo, y éste por su contenido no haga necesario que exista una discusión o licitación u otra actividad previa.

Sobre la probidad y buena fe, sería interesante plantear un supuesto contrario: ¿Qué pasaría si este acuerdo se hubiese hecho mediante sobornos y mala fe? ¿Cuáles serían los beneficios de los supuestos sobornantes y cuál sería la ganancia ilegítima a través de la mala fe? Y si se concluye que el acuerdo en ambos casos, buena o mala fe de por medio, con o sin probidad, no entrega mayores ventajas o desventajas a ninguno de los involucrados, entonces para qué seguimos discutiendo. Lo más probable es que haya sido hecho de buena fe (donde la actividad empresarial y lka intención de lucrar no se considera un impedimento) y no hay acciones turbias de por medio. En ese caso, para acusar mala fe o falta de probidad, al menos habría que presentar antecedentes claros por simple aplicación del criterio de la Navaja de Occam.

Maz 11:21 a. m., julio 26, 2007  

Jens:

Muchas Gracias. Efectivamente, el modelo de la Navaja de Occam es algo que los ingenieros tenemos "cableado" y facilita mucho el análisis.

Lo malo de tu comentario es que adelanta parte de las conclusiones de la segunda parte ... digamos que es un "spoiler" del resto de la película. :-)

Por la forma del acuerdo, existiendo buena o mala fe, da lo mismo, porque los resultados pueden ser direccionados para beneficio de los diversos actores, pero eso lo analizaremos en detalle.

Al parecer, un análisis más frío y con todos los antecedentes permite llegar a conclusiones interesantes y de consenso.

Gracias, Jens SK! :-)

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP