viernes, 31 de agosto de 2007

Chile y OOXML: ¿Hay algo que celebrar?

Hace unas pocas horas se conoció el resultado oficial del voto de "Abstención" de Chile, representado por el INN, para la consulta sobre transformar la recomendación ECMA 376 como estándar ISO: el famoso "OOXML".

Aparecen algunos artículos ponderados y que invitan a reflexionar, pero también empiezan a aparecer artículos y comentarios del "triunfo", de la "victoria", ensalzando el "poder de la Web 2.0". Incluso alguien me invitó a "tomar una cerveza para celebrar la victoria" (!?)

Al principio, me causó sorpresa. Pero gradualmente, mi sentimiento se ha ido transformando en una franca molestia.

Tengo una duda importante: ¿Hay algo que celebrar? ¿Me pueden explicar qué celebrar?

¿Es que existen quienes piensan que esta es una "guerra del mundo contra Microsoft", a la cual como país hemos aportado con un poco de metralla? ¿Es que otros creen que estamos librando "la última batalla de la independencia"? ¿O es que otros creen ser las huestes rebeldes contra el Imperio, y hemos encontrado el talón de Aquiles de la Estrella de la Muerte?

Este es un momento en el cual debemos reflexionar muy seriamente, sobre nuestro futuro como país y su relación con la tecnología.

No estamos en una lucha de "unos contra otros". Esa visión es estúpida y no construye. Es el momento de reencontrarnos, de sentarnos a la mesa, analizar el proceso que acaba de concluir, y prepararnos para muchos otros desafíos que enfrentaremos en el futuro, pero en forma ordenada, con los equipos indicados, con los recursos adecuados, con un marco de visión país consensuada.

¿Celebrar qué? ¿Que las últimas tres semanas nos hemos desgastado y se han generado profundas divisiones en algunos espacios, producto de una discusión que si hubiéramos hecho las tareas adecuadas y en el momento correcto, no habría pasado de ser una conversación técnica y en un contexto normal? Es cierto, son temas polémicos en el concierto internacional. Pero en un contexto institucional ordenado, participativo, con objetivos país claros y considerando los criterios adecuados, no habría pasado de ser un tema radicado en equipos especializados de trabajo.

Así que señoras y señores, no hay nada que celebrar. Esta es una constatación de la característica improvisación chilena. Entiendan de una vez por todas: en estos temas nos jugamos decisiones de futuro y medimos nuestras capacidades de reacción como país. No son pichangas de fin de semana entre amigos, donde da lo mismo si un equipo u otro gana por goleada 9-2. Al final de esos partidos entre amigos, da gusto compartir una cerveza. Si alguien entiende estos procesos como un partido donde el objetivo es ganar por goleada, tiene que darse cuenta que ese partido no es el que nos conviene como país.

Me hago cargo también de mi responsabilidad personal en este tema.

Por diversas razones, muchas de ellas fuera de mi control, no sabía y no me había informado adecuadamente sobre este tema (Ver Nota al Pie). Y aquí hago un mea culpa personal. Lo dudé en cuanto a levantar un rechazo (en conjunto con otros) por razones técnicas, en forma muy precisa y detallada, pero lamentablemente en forma tardía. Y por otra parte, me pareció y me parece que es lo que correspondía hacer. Y de eso me hago responsable, en lo que me toque.

Pero también me molesta profundamente aquellos que a última hora "se subieron al carro" y ahora "se visten con los colores de la victoria". ¿Qué victoria, por favor? Algunos de los que hoy día celebran, malamente entienden cuáles son las discusiones de fondo y las problemáticas estratégicas, políticas, económicas y tecnológicas asociadas.

Por favor. Explíquenme nuevamente ... qué hay que celebrar.

Es el momento en el cual deberíamos sentarnos a pensar cómo evitar en el futuro los profundos disensos de los días pasados, la importancia de tener una política tecnológica clara, consensuada, inclusiva, y en la cual todos participemos, desde nuestros roles propios y desde nuestras competencias.

Es el momento de darse cuenta de una vez por todas que la institucionalidad de Gobierno para los temas tecnológicos está definitivamente obsoleta, no sólo sobrepasada, a pesar del esfuerzo que muchos hacen y con muy pocos recursos.

Es el momento de darnos cuenta que en los temas tecnológicos, quienes deben opinar son los que tienen la experiencia, el conocimiento, la praxis, en su ámbito particular.

  • De los temas de política tecnológica, deben opinar políticos que tengan conocimiento de los principios tecnológicos, no los que se dedican al Copy/Paste.

  • De los temas técnicos, equipos preparados y dedicados, con los recursos adecuados, que conozcan en detalle los temas, con una mirada global, y donde primero se definan el conjunto de criterios que primarán para definir el contexto de una decisión y tengan los conocimientos avanzados que respalden dicha decisión.

  • De los temas de inserción internacional, que opinen quienes realmente tengan una experiencia internacional tecnológica y sean capaces de diseñar una estrategia país en un contexto global.

  • De los temas de desarrollo de industria y emprendimiento tecnológico, que opinen quienes han vendido un mínimo de US$ 100.000 de tecnología construida en Chile. Por favor, que eviten comentar sobre temas de empresa e innovación, aquellos que desde un cómodo sillón financiado por un Grant en la Universidad o desde un escritorio financiado por recursos públicos, intentan enseñarnos "cómo se deben hacer los negocios en tecnología" a quienes porfiadamente pasamos mucho tiempo en la calle y mes a mes debemos vivir de lo que inventamos, construimos, vendemos, instalamos y cobramos (y todo en forma simultánea).
Es el momento también de identificar y denunciar personas y grupos organizados cuyo único interés es hacer ruido, tener protagonismo, pero al final del día, no plasman nada de ese esfuerzo en aportes concretos, y aparecen sólo para la foto.

Insisto, por favor: "Explíquenme lo que hay que celebrar".

Aquellos que hoy celebran, no entienden que lo que ahora corresponde es que nos sentemos a reflexionar, entender en detalle los errores que como país hemos cometido en el pasado, y comenzar ahora a diseñar un futuro que tendremos que construirnos nosotros mismos, no que llegará "propuesto" por algún "profeta iluminado".

Así que estimados contertulios, esta "cerveza de celebración" no me la tomo. En particular para mí, tiene un sabor muy amargo.

Pero como soy un eterno porfiado, creo que es una nueva oportunidad para construir futuro.

Stay tuned.

Update 04/Sept/2007:
Nota: Algunas personas me han preguntado en forma privada respecto a las razones específicas por las cuales no me había informado en forma adecuada. Principalmente, estos temas son de alto interés para mí, pero considero que los canales de difusión del proceso no fueron los adecuados. Por ello, limito mi responsabilidad exclusivamente a la responsabilidad de haber asumido una posición tardía (documentada y detallada), pero por las razones indicadas.


14 comentarios:

Alejandro Rojas 9:53 p. m., agosto 31, 2007  

Tambien creo que llego el momento de dejar de pensar en blanco v/s negro.
Ademas Microsoft ya entendio que debe empezar a cumplir estandares y cambiar el modelo de negocio.
Y a proposito debo decir que me aburrí de charlas de emprendimiento tecnológico por personas que aprendieron de emprendimiento en un libro y de tecnológia nada.

Maz 11:48 p. m., agosto 31, 2007  

Hola Alejandro: Gracias por tu comentario. Es valorable (como dijo el Presidente de la FSFE en su reciente viaje a Chile) que Microsoft se abra. Pero si lo hace, debe hacerlo bien, no al "tun tun".

Por si las moscas, espero que el "palo" de las charlas de emprendimiento no venga para este lado ... :-)

Lo cortés no quita lo valiente. No te había agradecido antes todas las referencias en tu blog ... ;-)

Saludos!

Marco.

daemon 7:08 p. m., septiembre 01, 2007  

Hola, definitivamente no hay nada que celebrar, estoy de acuerdo contigo y en tiendo tu mea culpa....definitivamente como he dicho hasta el cansancio en Chile estamos llenos de profesionales que no piensan en el momento oportuno.
Claramente el gobierno esta obsoleto en la visión de tecnologías y como hacer que nuestro país avance hacia un futuro abierto y efectivo en TICs, creo también que este es un problema que es heredado desde la Universidad, debemos ahí cambiar la forma de ver y enfrentar las nuevas tecnologías, el modelo de negocios asociadado a estas, etc.
Calaramente como dices los temas de tecnología debe ser abordado por tipos que reunan ciertos criterios y que sean efectivamente técnicos con una visión amplia referente a las tecnologías.
Difiero contigo en que Micro$oft no es el lado obscuro de la fuerza, estamos acostumbrados a recibir un pésimo servicio de esta empresa y es yo creo una de las que la gente dice " si el software no es bueno, pero igual lo uso"...por qué no reclamar como reclamamos cuando se nos cae el cable ??, que decir de su total alejamiento de los estándares..si ni siquiera es compatible consigo mismo...un claro ejemplo es Office con OOXML..hasta cuando miestras MS no cambie su estrategia de negocio...no debiese ser aceptada por este y por ningún gobierno.
Finalmente creo que no hay nada que celebrar y si mucho ppor estudiar y cambiar en este país...empezando por una buena práctica... pensar y hacer en consecuencia.

Salu2

http://focaranza.blogspot.com

Alejandro Barros 9:46 p. m., septiembre 01, 2007  

Maz,

Buen post, creo que dejamos una muy mala impresión como país en este tema, no estuvimos a la alturas de las circunstancias, y peor aún transformamos una discusión de estándares (técnica por cierto) en ruido ambiente y poco aporte (de ambas posiciones ambos lados haciendo cpy&paste de texto de otros lados y valor agregado 0).

Creo que como menciona alguno de tus post nuestro problema es más global
- Poca inverisón tic en el sector privado (menos de un tercio de lo que debieramos)
- Sector público levando un carro en el cual otros se van a la cochiguaga
- Mundo ciudadano con mucha crítico y muy poco aporte
- Universidades formado empleados y funcionarios y no emprendedores
- Poca capaciada de innovación
- Y un discurso bastante trasnochado desde varios sectores

ups me fui de boca!!

Maz 10:01 a. m., septiembre 03, 2007  

@daemon: Gracias. Lo rescatable al final del día es que tengo la impresión de que los últimos dos meses, por diversas razones, irán cambiando gradualmente las formas de operar en estos temas en nuestro país. Y sobre Microsoft, tengo sentimientos encontrados. Creo que son muchas las empresas, tanto nacionales como internacionales, con comportamientos complejos. Yo soy bastante crítico de algunas de sus acciones, pero por otro lado, sí noto un cambio en ciertas prácticas. Pero lo que sí tengo claro y coincido totalmente contigo, es que los rumbos los tenemos que definir nosotros, no podemos esperar a que otros nos los definan. Muchas Gracias por tu comentario.

@Alejandro: Como te dijeron por ahí, "acuérdate que te estamos observando". :-) La diferencia es que habemos algunos que te estamos "ayudando".

Encantado de que utilices mi blog para hacer un poco de "catarsis". :-)

Un abrazo ...

Javier R. 11:29 a. m., septiembre 05, 2007  

Yo creo que hay motivos para celebrar, porque es un paso más en el camino de la consolidación de una comunidad ( MLD ) que busca maximizar un bien común ( TIC chilena ).

Si nos ponemos en la situación en la cual MLD no existiera:
- No existiría una carta a la presidenta que represente a miles de personas.
- No existiría un precedente que en chile los ciudadanos pueden manifestarse a través de una plataforma de trabajo colaborativo.
- Chile probablemente hubiera votado sí al OOXML.

Son pequeños pasos, pero son una señal que existe una forma colaborativa de participación ciudadana.

Ahora viene el paso siguiente y es que la comunidad genere proyectos colaborativos y cuando se comiencen a completar las metas de estos proyectos yo también le invitaré una cerveza para celebrar :D

Maz 5:09 p. m., septiembre 05, 2007  

@Javier: What? Estoy en absoluto desacuerdo contigo. Este tema ha sido absolutamente institucional. Hasta el momento, el único aporte de MLD en este tema fue enviar una carta (por mail) al INN, indicando la conveniencia de rechazar la proposición. Si, claro, hay algunos post en el blog y un thread en la lista de correo de MLD, pero incluso el nivel de tráfico y participación deja mucho que desear. Además, la respuesta fue tardía y no ha existido ningun aporte desde el punto de vista técnico u otro tipo de objeciones por parte de MLD. Plantear que el resultado final del proceso de discusión es producto de la "presencia y consolidación" de MLD, me parece absolutamente irreal. Es cosa de ver el nivel de participación en los foros de MLD (varios temas con 0 threads), el nivel de comentarios y posteo, y el nivel real de presencia de MLD en los medios nacionales. Incluso, en los mismos espacios de MLD se registra la incapacidad de convocatoria que tuvieron para llevar esa carta en forma física. Por lo tanto, explícame por favor el nivel de "impacto" de MLD en este tema, pero con hechos y aportes concretos.

Ya he emitido suficientes opiniones sobre MLD. Si evalúan que "impacto" es mantener un cierto nivel de tráfico en la lista de correo, algunos threads en el foro y sostener un blog colaborativo con algún nivel de tráfico y participación, les recomiendo una vez más asumir una gran, GRAN cuota de realidad.

Atte.

Maz

brian 1:00 a. m., septiembre 06, 2007  

Buen post, pero no coincido en algunos puntos.

Claro que no hay nada porque celebrar!. Resulta tan fácil demonizar a Microsoft que cuesta no caer en ello. El tema es que acá no se le ha ganado a nadie, solo se evitó que una porquería de proyecto se convirtiera en estándar. Todo lo demás es apocalíptico y marquetero.

Donde estamos muy en desacuerdo es cuando hablas de monopolizar la conversación a ciertos sectores mas "facultados" para hablar del tema.

Además de ser no ser muy democrático, resta a un gran contingente de ciudadanos de participar de los procesos que vive su nación, y de aportar visiones tan importantes como la del experto y que tienen relación con su presente y futuro.

En cualquier proyecto se involucra al cliente en la toma de decisiones, ¿porque acá debiera ser distinto?.

Y para finalizar, a MLD prefiero darle mas tiempo antes de evaluarlos. Hasta el momento, creo que han cumplido su primer cometido: meter ruido. Ahora veremos si son capaces de formular algún tipo de propuesta (aunque no se si corresponda que lo hagan) y si son capaces de concentrar miradas en el mercado mas difícil, el off-line.

Cristian Sepúlveda,  5:40 p. m., septiembre 06, 2007  

MAZ, estoy en total desacuerdo contigo en afirmaciones del tipo:

"De los temas de desarrollo de industria y emprendimiento tecnológico, que opinen quienes han vendido un mínimo de US$ 100.000 de tecnología construida en Chile."

Este tipo de afirmaciones niega a la gran mayoría y da para conformar sociedades como las que cuenta Aldous Huxley en el libro "Un Mundo Feliz", diferenciando en ciudadanos tipo Alfa, Beta, etc. sin posibilidad de cambiar de estatus.

El gran valor de Liberación Digital ha sido no ser cerrado, MLD no ha sido un espacio elitista cerrado donde solo unos pocos pueden participar, sino que ha sido una instancia abierta, donde el que quiera puede decir lo que considere necesario y ha permeado varios círculos que antes eran cerrados para los ciudadanos comunes, ha sido una instancia de participación ciudadana abierta y eso es lo que han destacado los medios nacionales e internacionales que han hablado de MLD.

Por otro lado, yo creo que si hay personas que tienen motivos para celebrar, son todos aquellos que trabajaron duro en analizar el estándar, generaron una opinión informada consistente en el rechazo y lograron transmitir esa opinión para que la votación de ISO fuera rechazo, ellos pueden decir "mision cumplida", ya que una derrota para ellos habria sido la aprobación.

Concuerdo que esto no es unos contra otros, sino que todos juntos para adelante.

Maz 2:02 a. m., septiembre 07, 2007  

@Brian y @Carlos: A ver. Lo voy a poner en otros términos para mostrar que la participación ciudadana no es incompatible con dejar las decisiones técnicas en los mejor preparados o con mayores competencias en ciertos ámbitos específicos.

Yo, como simple ciudadano, me interesa tener aire limpio, que mis hijos puedan jugar en una linda plaza con sombra, que ojalá la ciudad sea "bonita" y además que cuando pasee por los parques, que no sufra ataques de alergia y estornudos.

Obviamente que en el "Chile que queremos", todos tenemos y "debemos" opinar, como bien indica Enzo (Saludos! :-) en el blog de Luis Ramírez.

Pero de ahí a que YO (maz, ciudadano tecnólogo que malamente distingue una alcachofa de un tulipán), me sienta con derecho y "exija mi espacio" para discutir y rebatir a paisajistas, expertos botánicos y especialistas en diseño urbano en cuanto a si es mejor un cedro, una higuera o un álamo, no me siento con las facultades ni con los conocimientos, y con una mínima cuota de humildad, dejo que los que saben, definan qué árbol plantar y dónde. Obviamente eso sí, como ciudadano exigiré que se cumplan mis deseos y si no se cumplen, aplicaré todo mi derecho a pataleo. Pero jamás se me ocurriría subirme por el chorro para opinar a los cuatro vientos sobre paisajismo urbano. En todo caso la "ascención acuática" parece que es un popular deporte en el último tiempo en el Chile tecnológico.

¿O es que acaso los familiares de un agónico paciente cardíaco, se van a poner a discutir con el experto cirujano vascular, respecto al ancho del catéter del triple by-pass para salvarle la vida o el bisturí correcto para la incisión en las arterias? Obviamente, todos los "ciudadanos parientes" quieren salvarle la vida al enfermo, y dejarán al experto a que defina en ese ámbito la mejor estrategia.

Y en caso de decisiones con varias alternativas, el experto podrá proponer soluciones adecuadas para que el "pueblo familiar" decida, presentando las ventajas y desventajas de cada decisión. Asumiendo la cuota de riesgo indicada, todos se embarcarán. "Déle no más cirujano con la alternativa C porque decidimos entre todos que es la mejor.".

Por ello, quienes NO tienen las competencias adecuadas, deberían abstenerse de emitir opiniones técnicas en ciertos espacios. Quienes aún así lo hacen, ya tienen un denominador común en Chile: Opinólogos.

NO a la opinología. Sorry. Ya tenemos demasiados opinólogos en temas de tecnología, estrategia y políticas país, así como en muchos otros espacios. Sorry. No más.

Coopere con su país: Pitéese un opinólogo.

Atte.

Maz

tatadeluxe 6:29 p. m., febrero 25, 2008  

@MAZ: Concuerdo con que mi comentario sobre la relación entre la votación del INN y MLD fue algo antojadiza, pero fue lo que sentí en el momento, que los únicos que estaban informándonos y dándonos un espacio para participar (en Chile) sobre este asunto a nosotros los simples mortales eran ellos, puede que en las redes de comunicación más "técnicas" hayan hecho todo el trabajo y sean las que en efecto tengan la última palabra, pero hay un elemento que cada día debemos entregarle la prioridad que adecuada y es la "Participación Ciudadana".
Sobre todo en un tema tan importante como la normalización del formato de los documentos digitales que serán creados por TODOS NOSOTROS en los próximos años.
Hay elementos que creo que está usted tomando muy a la ligera y creo que son lo más importante en cualquier decisión: Establecer las bases, objetivos y fundamentos. Y para eso no son necesarios "conocimientos técnicos", pues es ahí donde prima el sentido común, los valores, etc. que tienen todas las personas que serán afectadas por esas decisiones.
Porque estos elementos deben ser simples, claros y objetivos, si no es el caso lo más probable es que el resto de los aspectos "técnicos" en discusión lleguen a una decisión "técnicamente correcta", pero que no resuelva la disyuntiva planteada inicialmente por los afectados (nosotros los ciudadanos).

Revise usted los ejemplos que da y analice los fundamentos y bases de esas decisiones, (dar la autorización de arriesgar la vida en una operación es decisión del efermo o su familia, NO del doctor)
Definir cuanto valoramos para nosotros y cuanto valoramos para nuestros hijos la libertad de usar un formato verdaderamente abierto en el futuro es decisión de todos y pensar que es necesario sólo un grupo de "técnicos", estaremos obviando los elementos principales para tomar esta decisión y claro que en los aspectos secundarios no podremos opinar, siempre y cuando no afecten los fundamentos planteados en un principio)
(Plantear como seremos afectados como ciudadanos, usuario domésticos, micro empresarios, consumidores, estudiantes, profesionales, etc., es una forma de empezar)

ideaschile 6:44 p. m., febrero 25, 2008  

Estuve revisando nuevamente lo que planteaba y en verdad estoy reafirmando parte de lo que dice. Pero hay un punto que me gustaría destacar y es que hoy en Chile existen pocos espacios donde discutir y llegar a consenso (de manera eficiente y colaborativa) en temas como las bases y fundamentos de las decisiones y proyectos tomadas por nuestras autoridades e instituciones, a pesar de ser nosotros los principales afectados.
Y creo que MLD es un espacio para esto, pero por ser experimental y nuevo tal vez también incursionamos en el espacio de los detalles técnicos (y nos convertimos en opinólogos) en vez de trabajar en las cosas importantes.

Maz 7:40 p. m., febrero 25, 2008  

@Javier (tatadeluxe e ideaschile): Gracias por tus dos comentarios.

Como efectivamente indicas, en realidad no existe contradicción entre tu posición y la mía.

El punto es que los tiempos y los alcances de las decisiones son diversos.

Lo primigenio (y más importante) es la decisión de fondo, que debe ser tomada por los "ciudadanos" o "la sociedad" en su conjunto, y eso corresponde al plano de las "políticas públicas" o incluso más allá, las "ideas fuerza para un diseño país". Copiado literalmente de tu comentario:

la libertad de usar un formato verdaderamente abierto

es un criterio que debe ser consensuado por todos (creo no equivocarme en decir que "todos" estamos de acuerdo con que el aseguramiento de ese criterio, es fundamental para el futuro, para nuestro futuro).

Pero aunque para muchos quienes estamos en los espacios tecnológicos suena "trivial", "estúpido", "redundante" o "innecesario" declararlo, esa declaración como [país, industria, ciudadanos, gobiernos, etc, etc] no la hemos hecho. Y cuando digo "hacerla", es bastante más que "declararla". Es asumirla como un principio a defender y que todos la entiendan. Por ejemplo, hoy Febrero del 2008, tomamos cualquier decisor en Chile (de cualquier espacio, público, privado, social, político, gremial, etc) y te aseguro que con suerte, el 2% será capaz de explicar esa "simple declaración" en forma aproximada, qué implicancias tiene y por qué es fundamental.

Una vez logrado ese consenso (que en mi opinión es realmente la labor difícil), la pregunta que sigue inmediatamente después es: "Y cómo se implementa eso? Cuáles son las alternativas?"

Y eso no es una discusión "abierta y de consenso", a diferencia del criterio anterior. Esa debe ser una conversación técnica, pero supeditada al principio anterior.

Un análisis interesante (y que ha sido una de mis lecturas de este verano :-) es el libro de James Surowiecki The Wisdom of Crowds: Why the Many Are Smarter Than the Few and How Collective Wisdom Shapes Business, Economies, Societies and Nations, donde se explora en detalle este falso dilema (y creo no equivocarme en afirmar que ambos consideramos ficticio).

Saludos y gracias!

Marco.

P.S.: Por favor, TUTEAME !!! Gracias. :-)

jrovegno 1:30 a. m., marzo 31, 2008  

@MAZ: Uff gracias por aclarar ese punto que me faltaba para entender el problema en su totalidad.

Y ojalá el señor Barros saque la misma conclusión: si no establecemos los debates y consensos del tema TIC a nivel de principios, temas de fondo o como se les quiera llamar, no lograremos nunca el interés, entendimiento y apoyo de las ciudadanía en las decisiones que se requieran tomar en el futuro. (En eso se basa la democracia ¿no?, lo malo que los políticos son "pillos" y nos han hecho ver que la cosa se resuelve con votar y listo)

Como usted dice aunque parezca "trivial", "estúpido", "redundante" o "innecesario" esto hay que hacerlo, porque en Chile nunca se ha hecho.(Y no sabría decir en que tema sí se ha hecho)

Aunque el señor Barros tenga muchas ganas, tenga un buen equipo y la estrategia no sea un múltiplo de un período presidencial, si no se plantea ese consenso ahora, la Estrategia Digital no tendrá cimientos en la sociedad chilena y por ende cualquier gobierno nuevo no tendrá problemas de botarla y "crear" una nueva.

De donde salió el tema de la Estrategia Digital, pues a partir de la Interoperativida y de esta salió el tema de los Estándares y de esta salió el tema de OOXML. (Osea parece que en chile el debate ciudadano empezó de atrás para adelante ¿no?)

Eso Saludos

PD: Usted es la segunda persona que me recomienda ese libro el primero fue don Luis Ramírez. Así que obligado a leerlo :P
Disculpe, pero para mí el medio escrito es un medio formal y no podría "tutearlo".
Mis varios nombres se debe a que estaba jugando con OpenID, para ver como funcionaba, no es que tenga personalidad múltiple :P

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP