lunes, 25 de mayo de 2009

Metatutor: formando tutores para emprendedores

El 15 de Mayo del 2009, completamos en la Universidad Adolfo Ibáñez el primer "Seminario de Certificación de Tutores Expertos", organizado bajo el alero de ChileEmpresario.

Tuve el honor de formar parte del cuerpo académico y dictar el último bloque de este Diplomado, el cual de por sí es una innovación, que ayuda a fortalecer nuestro incipiente ecosistema de apoyo al emprendimiento en Chile.

Por eso el título de este post: en este ciclo fui un Metatutor, es decir un "tutor para nuevos tutores".

En este artículo explico parte de mi visión sobre el rol de Mentor, Tutor y Evaluador de nuevos emprendimientos, y comparto el material que diseñé para esa actividad.


Innovando para el ecosistema

Hace unos meses, acepté gustoso la gentil invitación de mi amiga Michelle Ballesteros (Coordinadora General de ChileEmpresario) para participar en esta nueva actividad.

Iniciativas como ésta me son particularmente atractivas, porque son aquellas en las cuales podemos promover y apoyar el "emprendimiento social" en Chile.

Y es además una forma concreta de ayudar a recomponer nuestro tejido social, conectando a personas de diversas disciplinas y espacios de nuestra sociedad.

Como escribí hace un tiempo, la colaboración en sus múltiples formas, es siempre un buen negocio.


Qué hace un tutor

En general, un tutor regala su tiempo para beneficio de otros, aportando conocimiento, experiencia y juicios para equipos de emprendedores, muchos de ellos que conoce por primera (y única) vez.

El resultado de este intercambio es que todos ganamos, porque siempre hay un retorno asegurado:

  • El equipo de emprendedores recibirá un feedback externo respecto de su proyecto, lo cual siempre es útil y bienvenido.
  • El tutor aumentará su experiencia, aprenderá de nuevos temas y deberá esforzarse en aplicar sus conocimientos a nuevas situaciones, siendo una buena oportunidad de crecimiento profesional.
  • Todos extenderemos nuestro networking personal y grupal, lo cual ciertamente sabemos, es un activo cada vez más valioso.


Los posibles roles de un tutor

Un tutor puede tener varios roles, dependiendo del contexto, tipo de actividad y etapa en el proceso de apoyo al emprendimiento en el cual participe.

En algunos casos es un Evaluador, por lo cual debe aplicar instrumentos y metodologías formales, y emitir juicios expertos sobre aspectos específicos de una idea o de un emprendimiento.

En otros casos actúa como Mentor, acompañando a un equipo de emprendedores en su camino, durante un período más largo.

Y en otros casos actuará como Tutor, ya sea entregando su experiencia y conocimiento experto como Asesor, o haciendo las preguntas adecuadas desde un rol de Consultor.

Un tutor puede provenir de las más diversas profesiones. Y aportará indudablemente con la experiencia y conocimientos específicos de su propia disciplina.

Pero eso no es suficiente.

Si bien no es exigencia que tenga conocimientos avanzados en todos los aspectos asociados a un emprendimiento (típicamente reflejados en un Business Plan), un buen tutor como mínimo debe ser capaz de diseñar una "visión de bosque" en los aspectos globales y ser capaz de generar un diagnóstico que considere múltiples dimensiones: equipo, tecnología, estrategia, oportunidad, finanzas, operaciones, marketing, ventas, diseño, legal, política, contexto, mercado.

Un buen tutor debe ser capaz de generar feedback en todas las dimensiones indicadas, al menos en forma preliminar.

Y típicamente será un generalista, con una mirada holística, capaz de abstraerse y ponderar los aspectos técnicos específicos (los cuales siguen siendo fundamentales, pero que tienen menor relevancia en las etapas primigenias de un emprendimiento).

El aporte de un tutor será un éxito, en la medida que sea capaz de lograr una visión de conjunto, dando opiniones y recomendaciones al equipo emprendedor, sobre aquellos aspectos que requieren ser mejorados o profundizados, para lograr un justo equilibrio en la naciente idea o diseño del emprendimiento.

Por estas razones es que generalmente, el aporte de valor de un tutor estará asociado a su experiencia y trayectoria profesional, y particularmente, a su propia capacidad emprendedora.


Los METs nunca seremos rockstars

Ser un MET (Mentor, Tutor o Evaluador, nueva clasificación que acuñé en ese taller), es análogo al rol de un árbitro o de un sparring, en cualquier deporte.

Nunca será un rockstar o estrella del campo de juego, porque los verdaderos protagonistas serán siempre los emprendedores.

Su rol es verificar un conjunto de principios y buenas prácticas que la teoría, la experiencia y los casos exitosos recomiendan, y principalmente, aplicar una buena dosis de Tino, Tacto y Criterio.

Por ello es que no hay cursos "formales" y la formación se basa principalmente en la experiencia adquirida "on the road".

Este taller creo que es uno de los primeros intentos de formalización que conozco en Chile, experiencia que esperamos prontamente exportar a otros países de la región.


Los desafíos del MET

El rol de MET es siempre arriesgado y requiere bajar el ego (lo cual no es algo fácil), asumir una actitud de humildad y tomar conciencia absoluta de una particular responsabilidad: al fin del día, uno debe hacerse responsable de la influencia que tendrá en los sueños y el esfuerzo de otras personas.

Hay momentos particularmente complejos, como cuando uno identifica situaciones que requieren una profunda corrección, ya sea de visión o del modelo de sustentabilidad. Y esto incluye el riesgo de evaluar una idea como inviable, pudiendo en algún caso ser el próximo Fedex, Google o Un Techo para Chile.

Otro momento complejo es cuando se identifican claros desequilibrios en el equipo emprendedor, errores en la estructura de organización o situaciones que no han observado. Estas situaciones son difíciles de resolver, porque requieren un adecuado manejo de relaciones interpersonales y ser cautos en afectar el estado de ánimo o las relaciones internas del equipo emprendedor.

También, como identifico en mi presentación, uno debe evitar involucrarse emocionalmente con el equipo o la idea, lo cual exige en muchos casos emitir juicios que a veces pueden ser duros, pero necesarios. O por el contrario, amplificar en exceso algún aspecto particularmente positivo y generar un excesivo entusiasmo optimista, pero que no deje ver otros aspectos que pueden poner en riesgo la viabilidad del proyecto.

El entregar feedback positivo y/o negativo, es aún más complicado cuando se cruza con las historias de vida y realidades personales de los emprendedores, las cuales a veces son muy difíciles. Por ello, hago particular hincapié en evitar el riesgo de caer en la actitud "corazón de abuelita". Y por cierto, eso también requiere que el MET sea capaz de procesar esos momentos emocionales complicados.

En cualquier caso, el evitar un compromiso emocional no significa perder el respeto, humillar o destruir sicológicamente a un equipo de emprendedores, práctica lamentable que algunos seudo-gurúes instauraron como moda hace algunos años en nuestro país, con nefastas consecuencias para muchas personas.

Muy por el contrario. Una forma de particular cariño y respeto a los emprendedores, es establecer una franca conversación con respeto y humildad, colocando lo mejor de nuestros conocimientos y experiencia, hablando con franqueza y en forma transparente.

E indudablemente, ser responsable y conciente del impacto que uno puede provocar.

Pero todos estos riesgos y temores son compensados, al poder aportar a otros con una idea, un juicio o simplemente una visión alternativa, acciones que un equipo emprendedor siempre agradecerá. Y aunque suene egoísta, está la satisfacción personal que queda al poder ayudar a otros.


Emprendimientos no siempre son empresas

Algo que no puedo dejar de mencionar: un emprendedor no siempre es un empresario.

Y por ello un MET no se focaliza exclusivamente en emprendimientos que terminen siendo una empresa (la cual por definición tiene un objetivo de lucro, lo cual en sí no es malo, aún cuando muchos intenten demonizar ese concepto).

Más aún, creo que el rol de MET toma particular importancia para apoyar proyectos sociales, los cuales muchas veces más allá de una buena idea, carecen de un diseño adecuado, de la aplicación de metodologías de análisis estratégico y principalmente, de la definición de modelos de sustentabilidad económica, política y social.

Esos proyectos de emprendimiento social, son por cierto aquellos que un MET gustosamente apoyará, porque pueden provocar un gran impacto en la mejora de la calidad de vida de las personas.

Los dejo con la presentación con que cerré el taller de ChileEmpresario, donde pueden ver algunos de los conceptos mencionados.



Y para finalizar, no puedo dejar de agradecer la especial participación de mi amigo Roberto Camhi, fundador y Gerente General de Mapcity, con quien desarrollamos un interesante ejercicio con el cual sorprendimos a nuestros tutores-alumnos.



Muchas Gracias, Roberto! :-)

Stay Tuned!

5 comentarios:

Gonzalo Araya I. 3:09 p. m., mayo 25, 2009  

Estimado Marco, paso frecuentemente por aquí pero pocas veces te dejo comentarios.

Muy interesantes en general tus artículos -me han nutrido de varias ideas- y se agradece la generosidad de compartir tu experiencia y conocimientos con tus lectores.

En particular, me gustó mucho esta experiencia, hace falta "profesionalizar" (por así decirlo) esta actividad -y actitud- de emprender, y Seminarios como éste van en el camino correcto.

saludos cordiales

Maz 10:26 a. m., mayo 26, 2009  

@Gonzalo: Qué gusto verte por acá, y gracias por tus comentarios. Tantos años sin encontrarnos físicamente. Recuerdo gratamente de los años en la Universidad, tu gentileza y paciencia con quienes eramos tus "alumnos ajedrecistas" y sparrings ... Un gran abrazo. :-)

Gabriel Acevedo H. 11:22 p. m., mayo 26, 2009  

Estimado,

Como siempre, un gusto leerte. Gracias por compartir tus experiencias, que son una influencia muy positiva en quienes estamos ad-portas de ser profesionales.

¡Saludos!

El PrOfE 5:25 p. m., junio 04, 2009  

Un gran saludo.

Me es grato coinsidir en este tipo de comentarios, no se si por destino o por simple coincidencia. Me presento; mi nombre es Andrés Olivares Perez, ingeniero comercial y estoy a punto de comenzar un viaje junto a dos personas mas. Nuestra idea es generar un punto de encuantro, ser facilitadores, asesores o no se como denominarlo para que quede claro pero queremos reunir a pequeñas empresarias para fortalecer, generar, innovar y muchas cosas mas. Por ello mes que me llamó de sobremanera la atencion de este articulo por que a pesar de que los tres tenemos experiencias en consultorias, lo que queremos lograr va mas alla de capacitaciones, mas alla de asesorar... queremos generar valor y asociatividad... bueno, esto es para largo me gustaria conocer mas de su experiencia mi mail es andresgolivares@gmail.com, y cualquier palabra será bien valorada, gracias y ojala que encontremos mas información que logre concretar sueños propios a traves del cumplimiento de los sueños de quienes nos rodean.

Muy agradecido.

http://TrabajaPorInternet.com 2:21 p. m., abril 12, 2010  

Estoy escuchando la radio U de Chile, lo felicito por su aporte y por los logros que ha alcanzado en su profesión que se nota que es un tema que lo apasiona.

Me gustaría tener su correo para compartir mi historia con usted, tengo 58 años y estudio Internet Marketing con los Gurus latinos de este tema y me gustaria compartir con usted de este tema.

Atentamente
Fernando do Gregorio de las Heras
info@gregoriodelasheras.com

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP