domingo, 22 de marzo de 2009

La mejor lección: TTC

Cuando tenía 16 o 17 años, un ingeniero mecánico vecino de mi barrio y que trabajaba como contratista de la minería, en ocasiones me ofrecia pequeños trabajos durante los fines de semana.

Para mi escuálido presupuesto de estudiante, sus invitaciones siempre eran bienvenidas, a pesar de que eran trabajos como obrero de maestranza (siendo labores duras y muy pesadas).

Como "bonus track", también pude conocer un par de faenas de oro en la IV región. Fascinante.

Nano, un gigantón de 2 metros con todas sus virtudes y defectos, me enseñó en la práctica un principio que recuerdo e intento aplicar hasta el día de hoy. Aunque reconozco que muchas veces, con bastante dificultad. :-)

Me gustaba acompañar a Nano por la novedad y porque también aprendía mucho de él. Y con el tiempo me doy cuenta de que más que mano de obra, lo que él requería en algunos momentos era un compinche.

Cuando Nano debía enfrentar diversas situaciones, desde relaciones humanas difïciles con sus empleados y sus mandantes, hasta complejas decisiones de ingeniería para mantención de maquinaria (decisiones que debía tomar en terreno y sobre la marcha), siempre repetía un principio: la mejor metodología que un ingeniero puede aplicar, es el modelo TTC.

TTC = Tino, Tacto y Criterio


Un gran consejo que hasta el día de hoy me ha servido en múltiples ocasiones, especialmente para mi presencia en la Red.

Antes de responder cualquier correo, publicar en un foro, actualizar mi status en Facebook, Twitter o donde sea, recuerdo el principio TTC, para evitar entre otros efectos, el síndrome de los "tatuajes digitales" de la Red. De hecho, la Netiquette en gran medida está basada en principios similares al TTC.

Quien imaginaría que una de las mejores lecciones para mi vida "virtual" en la Red, la aprendí protegido con gafas, guantes y bototos, instalando flanches con recubrimientos de goma en un molino de chancado por bolas. Y cubierto con polvo hasta las cejas. :-)

Stay Tuned!

2 comentarios:

Hector Vega,  4:28 p. m., marzo 23, 2009  

Estimado, con este parrafo:
---------------------------------------
Quien imaginaría que una de las mejores lecciones para mi vida "virtual" en la Red, la aprendí protegido con gafas, guantes y bototos, instalando flanches con recubrimientos de goma en un molino de chancado por bolas. Y cubierto con polvo hasta las cejas. :-)
---------------------------------------
me recordaste la "conexion de puntos" de
la habla Steve Jobs en Stanford.
Saludos
Hector Vega C.

Maz 2:38 p. m., marzo 25, 2009  

@Héctor: Gracias. Muy buena referencia. Escribí hace un par de años un artículo sobre ese discurso, donde lo relaciono con la "e-arquitectura". Saludos y gracias!

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP