martes, 25 de marzo de 2008

OOXML: Antes, durante y después ...

Sófocles jamás habría imaginado mejor tragedia.

Es cierto. En Chile poseemos algunos actores con la capacidad para poder participar en esta obra, y varios de ellos generosamente han subido a las tablas para esta representación. Pero carecemos de un Director con experiencia y trayectoria que pueda conducir a buen término este desafío.

Lamentablemente en nuestro país la discusión de estándares sigue siendo teatro de aficionados. Los recursos disponibles para un montaje son muy escasos, tratando de reciclar vestuarios de otros tiempos gloriosos. Y quienes arriesgadamente deciden participar, roban tiempo a sus quehaceres en el mercado, la posada, el hospital o la gobernaduría.

Hay muchos que hoy estando en la facción de los Montesco o de los Capuleto, blanden como expertos espadachines sus mortales y brillantes estoques, adornados con siglas y acrónimos tecnológicos, pero en el fondo son accesorios de escenografía tallados en simple madera.

Otros derrochan tinta digital en encendidos discursos de defensa o ataque, hablando sobre especificaciones que jamás han leído, de las cuales ni siquiera han guardado copia de los archivos en sus discos duros, escondidos detrás de una máscara ritual de verborrea, que intenta vanamente ocultar ignorancia y desidia.

Aparecen noveles actores que jamás se habían preocupado por los temas de estándares y su relevancia, y probablemente tampoco entienden en toda su magnitud, las consecuencias de algunas decisiones o los precedentes que se crean a partir de forzar algunos consensos oportunistas, en uno u otro sentido, cegados por el foco de las luces encendidas con la polémica.

Lo más probable es que a estos fugaces actores tampoco los veremos más, cuando dentro de 6 meses, el epílogo de esta particular tragedia sea nuevamente sentarse a discutir un nuevo guión.

Pero ya no será una historia tan atractiva ni tendrá tantas luces. Esta vez la protagonista no será una aristocrática Julieta.

En esta nueva obra, se contará la historia de una humilde fregona. Su simple y básica labor es fundamental para asegurar la sana vida de este reino tecnológico. Pero ella no vestirá sedas ni oropel, por lo cual su atractivo será insignificante para el ojo oportunista.

Yo decidí salir de este montaje hace tiempo, por diversas razones, las cuales incluyen algo de prudencia y quizás cobardía, pero principalmente por ignorancia y responsabilidad con las consecuencias posteriores al estreno.

En estos momentos pido prudencia. Sólo eso.

Lamentablemente, muchas palabras en esta tragedia expresadas con exceso de pasión, no serán efímeras en el tiempo.

Generarán cicatrices imborrables en la cara de un Montesco o inundarán de rencor eternamente el corazón de un Capuleto.

Pido prudencia.

Mutis por el foro.

Stay Tuned!

4 comentarios:

Enzo Abbagliati Boïls 10:22 p. m., marzo 26, 2008  

Maz, genial entrada. Desde mi ignorancia atisbo la trascendencia de este tema y comparto lo que dices respecto a que opinen quienes saben. Tu relato (que confirma dotes narrativas impresionantes) podría cambiar de título, y donde dice OOXML decir Acceso Universal, o Competencias Digitales, o Cultura Local Digital, o cualquier otro encabezado, y sería igual de válido. No quiero caer en clichés del estilo "así somos los chilenos", pero como ya comenté en mi blog a raíz del lanzamiento de la Estrategia Digital y la reacción de la blogosfera, hay mucho ruido y pocas nueces en nuestra criolla reflexión sobre estos temas. Saludos.

Maz 10:20 p. m., marzo 27, 2008  

@Enzo: Gracias, amigo. Este blog y la Web 2.0 me han servido mucho para mejorar redacción y estilo. Y hay algunos que me están estimulando para dejar los entrenamientos de piques cortos e intentar una maratón. Quién sabe. ;-)

Un abrazo ...

Marco.

Mariano 5:21 p. m., abril 12, 2008  

MAZ,
buenísimo el post. Lo triste es que es fácilmente transferible a tanta discusión que tenemos por estos lares , online y en vivo, en el mundo civil y en el político. Mi mamá, en un dicho probablemente heredado, hubiese sintetizado todo en "la arrogancia de la ignorancia".
Mis felicitaciones en la dramatización, y en especial en la forma. Cómo fanático (no experto) del teatro, aprecio particularmente el símil.

Maz 9:13 p. m., abril 12, 2008  

@Mariano:

Gracias por tu comentario, el cual particularmente aprecio. Tal como hemos conversado en varias oportunidades, desde el Colegio de Ingenieros tenemos oportunidades interesantes, para al menos aportar a las discusiones.

Un abrazo y gracias nuevamente por tenerte por aquí ...

Marco.

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP