viernes, 4 de abril de 2008

Soy feliz ... y también ecléctico

Epitafio es un hermoso antipoema de Nicanor Parra (que copio al final de este post), al cual descaradamente robo el último verso que me define: soy un embutido de ángel y bestia.

Ya lo declaré hace un tiempo: soy feliz. ¿Puedo ser aún más feliz? Claro que sí. Y dado que esa posibilidad para mí es muy real, sigo soñando, esforzándome y trabajando todos los días, a cada minuto, para poder ser ... aún más feliz. :-)

Como estoy en período de introspección y cambios, ando también particularmente sensible a escuchar (entre muchas otras cosas) los juicios de otros.

Por ejemplo, llevándolo a un tema práctico, por uno u otro lado, me critican el que no me defina a ultranza como parte activa del "bando egoísta de los empresarios codiciosos del software privativo y licenciado que explotan a la humanidad", o miembro furibundo del "bando hippie y chascón de las soluciones FLOSS, que reclaman y no crean nada, aparte de sueños utópicos y críticas". Desde ambos bandos me reclaman que "chuteo con las dos piernas" y que "nunca quedo mal con nadie".

Y la verdad es que soy así.

En cuanto a ser amigo de todos, es producto de la práctica continua de mi deporte preferido: conversar largamente en torno a una mesa bien regada y servida, buscando puntos de encuentro a pesar de los disensos. A los 41 años, trato (no siempre con éxito) de aprender a escuchar más y hablar menos.

También he logrado disminuir mi nivel de arrogancia, ya que después de muchos errores de juicio, he aprendido que la verdad absoluta no existe, sino que se construye a partir de un esfuerzo empático en entender al otro. Y me esfuerzo en identificar las legítimas diferencias, pero evito transformar esas diferencias en barreras infranqueables, que impidan tender nuevos puentes.

Pero esto de "nunca quedo mal con nadie" tampoco debe ser entendido como la famosa canción de Los Prisioneros: cuando es necesario, defiendo mis posturas con pasión, aún cuando esa pasión es una veleidosa compañera que a veces me traiciona.

En el plano conceptual, volviendo a citar a Parra, soy una mezcla de vinagre y aceite. Mi actitud responde a un análisis global y que contempla muchos factores, en muchos casos más allá de los directamente relacionados con un tema, y a veces descoloco a mis interlocutores aplicando conceptos trasladados desde otras disciplinas o planos (en un enfoque de pensamiento lateral), lo cual me permite innovar.

Pero en mis decisiones también incorporo una cuota de realidad y pragmatismo, evaluando los recursos de los cuales realmente dispongo sin sacar cuentas alegres, que observa lo que realmente es y no como quiero que sean las cosas, lo que realmente se puede hacer y no lo que me gustaría que se pudiera hacer, y el impacto real que se puede lograr, medible y con plazos acotados.

Soy ecléctico

Me defino como ecléctico gracias a una persona que siempre he sentido y sentiré cercana (a pesar de que hoy estamos en uno de los apogeos de nuestras elípticas órbitas vitales), concepto que en algún momento este amigo tuvo la virtud de adjudicarme y la gentileza de explicar.

eclecticismo.
(De ecléctico).
1. m. Modo de juzgar u obrar que adopta una postura intermedia, en vez de seguir soluciones extremas o bien definidas.
2. m. Escuela filosófica que procura conciliar las doctrinas que parecen mejores o más verosímiles, aunque procedan de diversos sistemas.

Fuente: Real Academia Española, www.rae.es
Ser ecléctico me hace ser curioso y me ha sido bastante útil en mi carrera profesional. Pero no es fácil ser consecuente con esa definición. Debo leer mucho, escuchar bastante, participar en diversos espacios, conocer al menos los conceptos básicos del lenguaje de diversos temas. El costo que tiene eso es que ... no soy experto en nada. Pero la ventaja es que me permite arquitecturar soluciones considerando múltiples dimensiones e interactuar con los expertos de diversas disciplinas, por lo cual el no ser experto en algo tampoco es malo, en la medida que realmente mantenga esa actitud de "curiosidad e innovación".

Es frecuente también que se diga: "Maz es un tipo innovador, pero disperso". Eso en parte es consecuencia de esa mirada ecléctica, que sumado a la procrastinación (dejar para mañana lo que tienes que hacer hoy, mal que lamentablemente a muchos geek nos ataca) me hace muchas veces correr más de la cuenta, generalmente con buenos resultados, pero a veces tardíos (lo cual por un tema de oportunidad, afecta en parte el buen resultado).

Y por último, tal vez lo más complejo: la lucha consigo mismo. El ser consecuente con la definición de ecléctico me exige reinventarme en forma continua, cuestionar permanentemente mis parciales verdades y evaluar continuamente el entorno, porque las condiciones cambiantes hacen que uno también deba ser flexible para adaptarse al cambio.

Pero no es una práctica simple. Es difícil aprender a estar profundamente en desacuerdo consigo mismo, y más difícil aún reconocer públicamente el que uno ha cambiado de opinión o posición.

Pero en el largo plazo, también es beneficioso: quienes escuchan, saben que es una postura legítima y en la cual uno cree, lo cual al menos en mi experiencia, se traduce en el principal activo de un ser humano: confianza.

Por ello, a quienes me conocen y a quienes me leen, les confirmo lo que muchos intuyen: "soy un embutido de ángel y bestia".

Stay Tuned!


Fuente de la imagen: Angel o Demonio


Epitafio

De estatura mediana,
Con una voz ni delgada ni gruesa,
Hijo mayor de profesor primario
Y de una modista de trastienda;
Flaco de nacimiento
Aunque devoto de la buena mesa;
De mejillas escuálidas
Y de más bien abundantes orejas;
Con un rostro cuadrado
En que los ojos se abren apenas
Y una nariz de boxeador mulato
Baja a la boca de ídolo azteca
-Todo esto bañado
Por una luz entre irónica y pérfida-
Ni muy listo ni tonto de remate
Fui lo que fui: una mezcla
De vinagre y de aceite de comer
¡Un embutido de ángel y bestia!

Nicanor Parra.-

2 comentarios:

Anónimo,  8:21 p. m., abril 15, 2008  

en pocas palabras: indagando la definicion de eclectico me encuentro con la definicion de mi propio ser...

Anónimo,  8:22 p. m., abril 15, 2008  

en pocas palabras: indagando la definicion de eclectico me encuentro con la definicion de mi propio ser...

noemi_pr@hotmail.com

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP