sábado, 10 de enero de 2009

Divagaciones de viaje

Viajando en bus a Concepción, completé ayer la lectura de El Delirio de Turing, novela del escritor boliviano Edmundo Paz Soldán y que tenía escondida por ahí hace tiempo, después de encontrarla en una librería en Buenos Aires.

Interesante novela Cyberpunk, en el marco de una cruel dictadura en Bolivia.

Una visión latinoamericana al submundo de los hackers y wannabies, con referencias a la globalización, los mundos virtuales, la seguridad y la criptografía.

En varios pasajes del libro, también identifico guiños al delirante y particular estilo de Philip K. Dick. Me entretuvo bastante su lectura, aún cuando la particular mezcla me dejó un pequeño gusto a refrito.

A propósito de criptografía.

En estos días, esa novela engancha bien con la (lamentablemente esperada) noticia del uso de la debilidad de MD5 para la creación de falsos certificados en SSL, mediante un cluster de 200 consolas PS3. Definitivamente ahora hay que empezar a ocuparse de verdad de estos temas, porque el impacto puede ser muy alto.

En todo caso, por favor no le cuenten a ciertos políticos locales, porque con sus "acertadas" proposiciones de política tecnológica, terminarán ahora culpando a los fabricantes de videojuegos de producir armamento (y de paso de todas las penurias de Latinoamérica).

A propósito de política.

Tengo la esperanza de que la "potencial" apertura del padrón electoral en Chile (siempre y cuando no vuelva a ser torpedeada por visiones retrógadas de la política y los representantes del establishment duro), permitirá una renovación de las "figuras públicas" que surjan por elección popular, especialmente para nuevos liderazgos que estén más acordes con la modernidad y entiendan los efectos y potencialidades de la tecnología. Sí, una suerte de pequeños Obama's locales.

A propósito de Obama.

Estos días sigue dedicado a pelear con sus asesores legales y la férrea seguridad de la NSA, para que le permitan seguir usando su Blackberry, de la cual es un usuario particularmente intensivo. No me deja de llamar la atención que tanto Clinton como George W. Bush, no usaran correo electrónico durante sus mandatos. Y no fue precisamente por un problema de gestión ni por desinterés de ellos. Simplemente por seguridad y para "no dejar registros embargables por procesos judiciales futuros". Wow!

Ideas sueltas en el bus. En el próximo artículo les cuento por qué para los viajes a Concepción, empiezo a preferir el bus por sobre el avión.

Stay tuned!

3 comentarios:

lnds 7:42 p. m., enero 10, 2009  

Me desayuno con lo de la inscripción automática, que tramposo son para presentar las noticias esto políticos.

Maz 8:30 p. m., enero 10, 2009  

@Edo: ¿Pensaste que la iban a entregar tan fácil, estimado amigo? Se supone que el optimista en este dúo soy yo. :-)

En todo caso, es de esperar que la tramitación de la Ley Orgánica sea relativamente rápida, pero no creo que esté implementada para las elecciones de fin de año (y si me equivoco, ten por cierto que en este caso si estaría gustoso por pagar una apuesta perdida :-)

Salu2

YorsH 6:14 p. m., enero 11, 2009  

Vaya, me parece que un viaje es una excusa perfecta para sentarse a terminar un buen libro. Sin embargo, hay que decir que se debe tener enorme fortuna para no ser víctimas cual Naranja Mecánica criolla de las programaciones de televisión a la que se obliga el pasajero por el solo hecho de adquirir un boleto en ciertos buses. ¿No hay quién proteja al usuario de esta vejación, o ya has dado, además, con una fórmula para esto? Si es así, cuéntanos.

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP