domingo, 6 de julio de 2008

Valorando un emprendimiento o empresa

Uno de los aspectos más complejos en un emprendimiento, ya sea para formarlo, hacerlo crecer o simplemente terminarlo, es su "valoración". En términos simples, "cuánto cuesta".

Y eso, puede ser muy complejo o muy simple. Dependerá de qué lado de la mesa estés, cuáles son las expectativas, qué tanto corazón hay en la iniciativa, cuál es el grado de compromiso, si la mirada es de corto plazo o de largo plazo. Y también dependerá del estado de ánimo de quienes están sentados en la mesa de negociación.

En este artículo comentaré algunas recomendaciones básicas y una aplicación práctica del siempre útil principio KISS. :-)

Lo primero: "Cómo valorar"

Lo primero es ponerse de acuerdo en qué método de evaluación o mecanismo de valoración se utilizará. Lograr consenso en este punto de por sí ya es difícil, porque cada parte elegirá a priori aquel mecanismo que apoye de mejor forma sus objetivos: Activos, costo alternativo, ventas, flujos descontados, etc. Un buen resumen introductorio con algunas alternativas pueden encontrarlo en esta presentación.

En todo caso, advierto que las finanzas nunca han sido mi fuerte ni tampoco lo serán: no es un campo atractivo para mí y mis competencias profesionales las he decidido fortalecer en otros espacios.

Lo realmente importante: "Dónde está el Valor"

Indudablemente, el emprendimiento tiene que ser un negocio para que sea valorado. Y eso suena obvio. Pero sigo conociendo muchas ideas de negocio en las cuales el modelo de ingresos no está definido y menos estructurado. Por lo menos, la mínima preocupación es responder adecuadamente el elevator pitch.

Para que algo sea "negocio", el primer test ácido es muy simple: que tenga un margen asegurado sobre la base de un modelo de negocios claro y concreto. Ya había escrito un artículo donde ejemplifico algunos principios básicos de creación de valor económico, aplicándolo precisamente a este blog y que puede dar algunas ideas para el diseño de planes de negocio.

Recuerden que hace bastante tiempo pasó la locura del boom de las .COM, donde una simple página Web se valoraba en decenas sino centenas de millones de dólares. Y donde las "estimaciones de mercado" se fundamentaban exclusivamente en el "feeling" del equipo emprendedor y un montón de buenas intenciones que pretendían vestir cualquier idea mediocre como la próxima "piedra filosofal".

Por ello, para una primera aproximación (acorde con el principio KISS), lo mejor es aplicar la "teoría de la vaca".

Un analista "no tradicional"

Les dejo este videoartículo de Juan Martín, quien es un emprendedor inteligente y deschavetado (como todo buen emprendedor), siendo su vblog Sin Accesorios uno de los espacios más interesantes que he encontrado, respecto a negocios tecnológicos, economía y emprendimiento. Y claro que es emprendedor: un argentino que hace negocios en España. :-)

Descubrí ayer el vblog de Juan y he disfrutado muchísimo sus artículos de análisis sobre economía, política y empresa, con un estilo muy particular. Por cierto, me encantaría tener la oportunidad de decir "al pan pan y al vino vino" como él lo hace, con su indudable capacidad de expresión.

Los dejo con la explicación de la teoría de la vaca, videoartículo que incorporaré como recomendación estándar en mis cursos y conferencias para emprendedores.



Escucho a Juan y vuelvo siempre a la misma conclusión: Mientras más simples y claros los modelos de negocios, mejor. Y pongan particular atención a las recomendaciones de Juan en cuanto a inversionistas, porque son muy buenas y totalmente aplicables a nuestra realidad.



Stay Tuned!

2 comentarios:

Juan Martín,  7:12 a. m., julio 07, 2008  

Hola Marco, me ha parecido muy interesante tu pagina y me alegra que uses nuestros videos de referente.
Te mando un abrazo.
P.D. Ya te he agregado a "marcadores y/o favoritos"

jrovegno 5:46 p. m., julio 07, 2008  

Realmente me da una sana envidia cuando veo ese estilo particular de transmitir las cosas. Claramente ese video blog quedó taggeado en mi del.icio.us

Sobre KISS, hay otra filosofía que también me gusta: The Zen of Python

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP