lunes, 25 de agosto de 2008

Recomendaciones para Curriculum Vitae - Parte I

Es poco frecuente mantener actualizado nuestro Curriculum Vitae.

La necesidad de actualizarlo surge por presión de algún evento externo: un cambio de trabajo, una nueva oportunidad profesional o académica, y en algunos pocos casos, por alguna solicitud urgente para alguna presentación o conferencia.

A partir de un requerimiento relativamente urgente, tratamos de hacer nuestro mejor esfuerzo de última hora y con bastante stress, para resumir en forma breve nuestra "historia de vida" y presentarnos en forma oficial de la "mejor forma" posible.

Durante mi vida profesional he analizado muchos CVs, por diversas razones. Y también he actuado como "asesor informal" para varias personas cercanas. Me gusta revisar CVs. Me permite conocer parte de las historias de vida y porque estoy convencido de que la mejor forma de aprender, es a partir de la experiencia de otros. Además, es mucho lo que se puede inferir sobre una persona observando con detalle su CV, no sólo leyendo lo que explícitamente está escrito en él.

Por ello, es algo en lo cual vale la pena invertir tiempo y dedicación.

Nota: Este artículo cubre aspectos de forma del CV, pero tanto o más importante, es la redacción del contenido. Cuando termines esta nota, lee el siguiente artículo donde analizo la forma de redactar tu CV, con diversos ejemplos.


En la Web se puede encontrar fácilmente muchos artículos con recomendaciones para la redacción básica de un CV. En forma complementaria a esos buenos consejos, y partiendo sobre la base de que lo mínimo es que esté bien redactado y con una ortografía impecable, recopilaré algunos tips para un Curriculum Vitae moderno, indicando varios ejemplos y recomendaciones prácticas.

Qué y Para Qué un CV

Leyendo en Wikipedia, es interesante aprender que literalmente, Curriculum Vitae se traduce del latín como "carrera de la vida". Es decir, nuestro CV debería ser algo más que exclusivamente una recopilación con los datos demográficos básicos, los estudios y la experiencia laboral de una persona.

Los seres humanos somos una sola entidad al fin del día, aún cuando tengamos diversos roles, espacios y "etiquetas". El CV debería reflejarnos como un todo integral, indudablemente destacando algunos aspectos por sobre otros, dependiendo siempre del contexto, del lector y del uso final que vaya a tener nuestro CV.

Por ejemplo, en mi opinión y a partir de mi experiencia, son datos importantes saber si una persona tiene pareja o no, si tiene hijos o no, los intereses personales o hobbies más allá de lo estrictamente profesional, la participación en organizaciones sociales, intereses filantrópicos o la práctica de algún deporte (información manejada con cuidado y en un contexto claro). Más aún porque en un entorno laboral, quien decide evalúa muchos aspectos más allá de lo estrictamente profesional y el poder tener una visión integral de una persona es un antecedente fundamental.

El único riesgo que puede surgir por incorporar información más allá de lo estrictamente laboral y académico, es que el evaluador discrimine arbitrariamente a partir de un cierto dato. Pero como todo en la vida, una amenaza representa siempre una oportunidad.

Por ejemplo, supongamos que nuestro postulante incorpora en su CV (en la sección de preferencias personales) su afición al vóleibol y que participa en una liga amateur desde hace 10 años.

Un mal evaluador (o un posible jefe) que "odia" el deporte, probablemente lo descartará, pero es preferible que ese conflicto surja lo antes posible, durante el proceso de selección. Y probablemente, a la larga tampoco será una "buena oportunidad laboral".

Pero un evaluador inteligente y con una lectura positiva, concluirá que el postulante es una persona motivada, que asume compromisos de largo plazo, interesada en su salud y en la recreación y principalmente, capaz de trabajar en equipos cohesionados y que requieren de una importante cuota de generosidad (dadas las altas exigencias del vóleibol como disciplina). Esas características propias de la personalidad, indudablemente son atractivas para un colaborador, en forma complementaria a ciertas circunstancias laborales específicas y que muchas veces son temporales.

No obstante, es opción personal el incluir información personal adicional. Y en cualquier caso, se debe evitar incorporar cualquier información privada sobre filiaciones políticas, religiosas o creencias.

Una "ocupación" más que una "preocupación"

Otra recomendación es que nuestro CV debería ser una "ocupación permanente". Cada cierto tiempo (ojalá cada 2 meses), es conveniente dar una nueva lectura a nuestro CV, actualizar lo que sea relevante y modificar a partir de los nuevos aprendizajes.

Siempre es una buena inversión, en forma independiente de que estemos o no en búsqueda de nuevas oportunidades laborales.

(Update) Y como bien recomienda Javier, una buena práctica es colocar al final del CV la última fecha de actualización, lo cual (especialmente para antiguas versiones del CV que sobrevivan en la Red) será una buena indicación para quien lo lea.

Formatos del CV

No hay un solo o único CV. Debe entenderse como un elemento funcional al contexto en el cual se utilice y con una estructura relativamente dinámica. Por ello, deberíamos estar preparados para tener diversas "versiones" o "formatos", a partir de un esquema básico común.

En el mundo académico, hay un formato estándar que se utiliza y que corresponde al "Curriculum Normalizado". En ese contexto, es poco lo que hay que hacer. Simplemente, hay que atenerse a "seguir las reglas" y llenar el formato. Pueden ver un ejemplo de la Universidad del BíoBío, siendo todos similares en el contexto académico.

Personalmente, para usos laborales y profesionales, recomiendo al menos tener dos formatos:

  • Un resumen personal de máximo 1 página (generalmente en prosa, incluyendo una presentación básica y una reseña general sobre la experiencia, proyectos y filiaciones). Algo así como una "minipresentación" personal rápida.
  • Un CV extendido, con todos los antecedentes, en el "formato y forma" que cada uno elija.

Una reseña básica es bastante útil, especialmente cuando te invitan a dictar una charla, te solicitan tus antecedentes para incorporarlos en forma resumida en un sitio Web o inserto en la presentación del equipo de trabajo de un proyecto.

Enviar un CV extendido cuando se requiere un resumen (cosa que he visto en varias oportunidades), además de hacer trabajar innecesariamente a quien lo solicita, tiene la desventaja de que el resultado final termina siendo cualquier cosa. Por ello, hay que estar preparado.

Medios Digitales e Impresos

Dos reglas de oro:
  • Los CVs se mueven principalmente a través de correos electrónicos.
  • Todo CV en algún momento va a ser impreso.
Por lo tanto, un CV debe ser pequeño (ojalá no más allá de 100 Kb). Y por muy novedosa que sea la presentación del CV, debe incluir una forma simple para imprimirlo, asegurando además que la impresión sea de calidad y estéticamente atractiva (aún cuando sea en blanco y negro puros, sin escalas de grises).

La forma estándar hoy para distribuir un CV es en formato PDF, tamaño Carta (8,5 x 11 pulgadas).

Cualquier otro formato es un riesgo y una molestia innecesaria para el lector.

Pasar de un formato .DOC a .PDF hoy es lo suficientemente accequible (por último pidiendo ayuda a algún amigo), frente a las múltiples desventajas de enviar un .DOC como archivo adjunto.

Las ventajas del formato PDF son varias:

  • Se puede leer en cualquier plataforma
  • La visión "impresa" va a ser consistente con la versión "en pantalla", incluyendo la paginación
  • Se puede incluir imágenes sin deformación ni pérdida excesiva de calidad
  • La "interpretación" del contenido no dependerá del software cliente del lector
  • Los tamaños (incluyendo imágenes) pueden ser de máximo 150 Kb., lo cual lo hace cómodo para almacenar y distribuir
  • No será retenido por antispam, antivirus o cualquier otro mecanismo de seguridad en los correos
  • No puede ser modificado por el lector (al menos en forma simple)

Hay que tener un cuidado particular en el uso de colores y tramas, utilizándolos bien y pensando en ambos formatos (digital y papel). Si bien es atractivo incorporar efectos y colores para una bonita presentación en pantalla, debe cautelarse que al momento de imprimir el PDF, no se genere una versión impresa difícil de leer o excesivamente recargada.

Los CVs NO se envían comprimidos (.ZIP o .RAR, y menos aún en formato .TAR), porque dificultan al receptor la lectura inmediata y generan molestias adicionales.

Enviar un PDF ya es suficientemente compacto.

Y tampoco olviden que al momento de una entrevista, quien la realiza tendrá (y por tanto, necesita) una copia impresa del CV, con la cual guiará la conversación.

Como anécdota para mis lectores geek: hace un tiempo me enviaron un CV en HTML con CSS y Javascript incrustados. Relativamente bonito y discutible lo de "novedoso", pero cuando consulté al autor el por qué de esa forma, la respuesta fue "porque así lo quiero, muestra que soy distinto y además el que no lo pueda leer, no merece ser mi jefe". Mi comentario sobre imprimir su CV lo consideró una ofensa. Creo que fui uno de los pocos capaces de "navegar" su CV. Y su muy completa respuesta, me explicó fácilmente el porqué esa persona llevaba dos años buscando trabajo, a pesar de sus innegables competencias técnicas (!?).

Correo Electrónico Personal y Datos de Contacto Permanentes

Esta recomendación debería ser redundante, pero me sorprende la cantidad de personas que utilizan su correo electrónico "laboral" para sus temas personales en la Red. Y particularmente, como contacto en su CV.

Son muchas las personas que utilizan el correo electrónico de su trabajo (y por mucho que sea "mi" empresa, son espacios distintos) para abrir una cuenta en Facebook, como punto de contacto en LinkedIn o para muchas otras actividades que no tienen relación con el contexto laboral.

Tanto para el CV como para los temas "personales"(particularmente, la participación en redes sociales), se debe utilizar un correo personal, que no dependa de circunstancias laborales o servicios temporales. La oferta para abrir correos "permanentes" y "gratuitos" es amplia en Internet, por lo cual no me extenderé al respecto.

Pero también hay un caso adicional y que muchos no ven tan fácilmente.

El correo que utilice como mecanismo de contacto, también debe ser independiente del proveedor de acceso (ISP) que tenga temporalmente en mi casa o en mi trabajo, y cuya vigencia dependa de mantener un contrato con dicho proveedor de acceso.

Utilizar una cuenta de correo asociada a un proveedor de acceso, impide que en el futuro pueda en forma "simple" mantener el contacto, si mi correo o las condiciones de entorno cambian. Es importante tener siempre presente que en muchos contextos, nuestra "identidad" en la Red es nuestro correo electrónico. Y gran parte de los servicios o contactos en la Red (y particularmente nuestro CV) quedarán asociados a dicha "identidad", lo cual genera un "lock-in" de servicio (o sea, aunque no lo quiera, quedaré amarrado a un proveedor, ya que el costo de cambio será demasiado alto).

Lo mismo aplica para los teléfonos de contacto en el CV. Lo ideal es utilizar un teléfono celular o fijo, que no vaya a cambiar en el tiempo, evitando incluso (para el caso del CV) indicar un número "comercial", ya que indudablemente estará asociado a un contexto laboral, que podrá generar situaciones incómodas y que tampoco será un mecanismo de contacto "permanente".

Es relevante recordar que los CVs pueden "vivir" por mucho tiempo y en múltiples partes, más aún en un mundo digital. Y por ello, al no saber cuándo surgirá una nueva oportunidad, es fundamental asegurar mecanismos de contacto que tengan una "larga vida útil".

Y por favor. Eviten cuentas de correo como "gatita2356@hotmail.com" o "supermacho2354@gmail.com". Si bien pueden ser cuentas divertidas para usar en el chat o en los juegos, para la búsqueda laboral, indudablemente no son "bien miradas".

Esta es la primera parte de los tips simples para CVs, los cuales espero sean de utilidad.

En el siguiente artículo incorporo algunos ejemplos de estilo para la redacción (mostrando el cómo destacar ciertos elementos, a partir de pequeñas cambios de mirada que pueden mejorar notablemente la forma de presentación) y algunas recomendaciones para la presentación profesional y/o laboral en la Web 2.0.

Fuente de la Imagen: FreeImages UK


Stay Tuned!

15 comentarios:

Enzo Abbagliati Boïls 1:18 p. m., agosto 26, 2008  

Estimado,

cuando pueda leer su entrada, sin duda alguna le agradeceré las recomendaciones. Por el momento, las letras gris claro sobre el fondo gris oscuro no me dejan leerla. Y no es un problema de MS Explorer, ya que estoy escribiendo este comentario desde Firefox.

;).

Enzo.

Maz 1:33 p. m., agosto 26, 2008  

Uf! Muy mala cosa lo que me cuentas.
Me veo en la obligación de mejorar el template con urgencia.

Gracias, Enzo!

Enzo Abbagliati Boïls 10:49 p. m., agosto 26, 2008  

¡Ahora sí!

Marco, simples pero grandes recomendaciones. En los ya más de 10 años que llevo en el sector público, me ha tocado realizar bastante procesos de selección de personal para los equipos a mi cargo, y me he enfrentado a muchos, muchísimos, CV mal hechos. Y siempre me he quedado con la duda de cuantos grandes candidatos/as han quedado enterrados/as por sus CV.

Una recomendación adicional, por lo menos para postulaciones en el sector público. Suele ocurrir que en los llamados públicos se entrega una información no menor sobre el perfil del cargo a llenar. Esa información es muy valiosa, ya que permite "enchular" (no mentir) el CV personal, destacando (no deformar) aquella parte de nuestra experiencia o formación que pueda ser de interés para el cargo.

En general, el primer proceso de filtro es un análisis curricular, donde se compara el CV respecto a una pauta de atributos deseables para el cargo. Y aquí la única arma del candidato/a es el CV. Me atrevo a decir que no hay un CV perfecto, sino que debiéramos tener un CV idóneo para cada postulación (asumiendo que tenemos información suficiente de la pega a la que estamos postulando).

Maz 11:06 p. m., agosto 26, 2008  

Gracias, Enzo!

Lo primero es mencionar que estimulado por tu comentario y porque además ya me había pasado lo del "fondo gris" en un par de ocasiones, inicié un proceso irreversible de cambio de template. :-) Así que tendremos "cirugía facial" en el blog en los próximos días.

Lo segundo es que efectivamente esos tips y varios otros van en la segunda parte del artículo. ¿Estarás hackeando mis borradores de artículos? :-)

De hecho, incorporaré varios ejemplos de "enchulamiento", pero respetando lo que dices: "sin mentir".

Gracias por tu comentario. Un gran abrazo, mi amigo ...

Marco.

javier 8:26 a. m., agosto 27, 2008  

gracias por compartir tu experiencia en el tema.
Mencionaría además los beneficios de fechar el CV. Sirve para asegurarse que la persona que lea el curriculum sepa que es una versión actualizada (por si llega a sus manos una versión vieja).
Basta con incorporar el dato al final del CV.

Esperando ansiosamente la segunda parte.

Maz 9:32 a. m., agosto 27, 2008  

Javier:

Tienes razón. Muy buen dato. Lo voy a incorporar en el cuerpo del artículo. Gracias!

Y ya viene la segunda parte ... hoy en la noche o mañana. :-)

Macarena,  10:13 a. m., agosto 27, 2008  

Hola Marco!
Un aporte adicional a tu artículo siguente (o quizás al subsiguiente :) ) es que se debe poner atención también a que en muchos servicios públicos se está haciendo uso del "Curriculum Ciego". Si alguien está interesado(a) en que sea un CV realmente ciego se debe poner atención en el mail que se incluye y en la forma en que se redacta, ya que al menos el género del postulante se puede conocer fácilmente.
Saludos,

Gabriel Acevedo H. 3:20 p. m., agosto 27, 2008  

Excelente artículo. Estaré a la espera de la segunda entrega :)

Saludos!

Eduardo Diaz 8:23 a. m., agosto 28, 2008  

No se si lo has considerado, pero el tener un curriculum en inglés es muy importante hoy en día, sobre todo para los informáticos, y las empresas internacionales que ofrecen puestos acá en Chile y en extranja.

Maz 5:48 p. m., setiembre 01, 2008  

@Maca y @Gabriel: Gracias por sus comentarios!

@Edo: Importante lo del CV en Inglés. Profundizaré en ese punto en la tercera parte, relacionado con los temas del Perfil Profesional en Redes Sociales.

Gracias a tod@s!

Marco.

Gerardo G. 11:10 a. m., setiembre 02, 2008  

Marco,

Interesante el artículo. Me he cambiado poco de trabajo así que no le he dado mucha importancia a esta tema; tal como tú mencionas, sólo cuando lo he necesitado.

Mi naturaleza curiosa me lleva a preguntarte ¿Contrataste al joven del currículo en HTML?

Conozco casos como aquél, inclusive en compañeros de nuestra promoción. Gente muy buena pero que no sabe lidiar con la diversidad y difícil de reeducar.

En mi opinión personal, creo también que es parte de nuestra cultura local buscar en nuestros jefes una imagen patriarcal, el que "debe" tener características superiores y de excelencia, lo que va en desmedro del trabajo en equipo y del desarrollo de nuestras propias capacidades.

Maz 12:34 p. m., setiembre 02, 2008  

Hola Gerardo:

La curiosidad es siempre un buen motivador. No la pierdas. :-)

No, no lo contraté. Más temprano que tarde, su falta de flexibilidad habría provocado un gran problema. Al menos para mí, la orientación al "cliente" (tu jefe, tus compañeros, tu empresa, tus "clientes que pagan las facturas") es una actitud fundamental, que tiene una raíz bastante más profunda que el ser "servicial y cumplir los compromisos". Y que no se compensa por muchas competencias técnicas que tengas.

Sobre lo de nuestra cultura, en parte comparto tu comentario. Sin embargo, en mi experiencia sí es posible modificar ciertos paradigmas, y que creo han sido la base de algunos emprendimientos exitosos en los cuales he participado. Eso tiene relación con un liderazgo orientado a la "definición y generación de condiciones" más que un "patriarcado/matriarcado". Eso lo desarrollo en este artículo donde hablo de la importancia de definir bien los problemas.

Gracias por tu comentario!

Saludos ...

Marco.

calcifer.org 10:53 p. m., setiembre 24, 2008  

El formato PDF no garantiza por sí solo que se verá igual en todas las plataformas, ni siquiera en la distintas máquinas de la misma plataforma.

Dependerá si las tipografías utilizadas son de uso común. Lo mejor, es utilizar el formato PDF/A-1 (ISO), que es para preservación de documentos, el cual incrusta las tipografías en el documento.

rubeck 11:52 a. m., mayo 15, 2009  

Marco, tu link a las recomendaciones de trabajando.com no funciona. Ahora el link es esteSaludos

Maz 1:33 p. m., mayo 16, 2009  

@Rubeck: Te pasaste, viejo amigo. Corregido. Muchas gracias! Un abrazo ... Marco.

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP