jueves, 11 de diciembre de 2008

Cómo enfrentar la cesantía en tiempos de crisis

Los últimos dos meses he estado recibiendo por lo menos una vez a la semana, correos o llamadas telefónicas de personas cercanas (muchas del mundo TI), que han quedado sin trabajo. Crisis infame. Pero los malos tiempos pasarán, tarde o temprano.

Este artículo lo escribo compartiendo algunas experiencias personales, especialmente con quienes están pasando por tiempos complicados.

Suena difícil y dura esa palabra: cesantía. Pero aprendí hace muchos años a perderle el miedo, porque enfrentar la situación con franqueza no te paraliza. Muy por el contrario. Es una situación más de la vida que hay que resolver. Y aplicando principios de análisis estratégico, toda amenaza encierra siempre una oportunidad. Sólo hay que descubrirla.

Para un profesional el tema de la cesantía es particularmente complejo, porque hay una serie de situaciones de historia, imagen, status, redes y relaciones, que no son siempre fáciles de resolver. Y en muchos casos, como dice el viejo aforismo, "la procesión va por dentro".

Yo tampoco lo he pasado bien este año y mi búsqueda de un nuevo trabajo no ha sido fácil. A pesar de todo, el último tiempo he estado bastante activo, aprovechando todas las oportunidades que se me han presentado. Lo bueno es que por fin ya tengo claro mi futuro laboral, por lo cual estoy bastante más tranquilo y en proceso de normalización.

Tengo mucho que agradecer y a muchos. He tenido diversos apoyos y el soporte de muchas personas, en múltiples formas. Este artículo en parte, es también una forma de agradecimiento y retribución por lo mucho que he recibido.

Para quienes están sin trabajo

Algunos consejos para quienes temporalmente estén "sin trabajo remunerado", especialmente cuando ha sido inesperado o se enfrentan por primera vez a esta situación.

Tu nuevo trabajo es ahora encontrar un trabajo

Prohibido el escuchar declaraciones como "me tomaré unos meses sabáticos" o "ahora aprovecharé de descansar" o "más adelante veré". Las vacaciones son cuando corresponden, no cuando te despiden. Y al día siguiente de abandonar tu antiguo trabajo, ya tienes automáticamente un nuevo trabajo: "encontrar trabajo".

El pensar en tomarse vacaciones por un despido no es opción. En muchos casos tenderás a negar la situación, porque además es la natural reacción. Pero el duelo debe ser rápido, enfrentando el problema sin evadirlo. Pensar que ahora estás de vacaciones y que por fin podrás descansar, cuando en realidad es un "período de descanso obligado", a la larga te hará mucho daño (lo digo por experiencia propia) y perderás tiempo muy valioso.

El estar cesante (no es un estigma, es sólo una situación temporal), sólo significa que tu situación laboral ha cambiado, y que ahora no tienes una labor remunerada permanente.

Tu nueva ocupación es encontrar o crearte un nuevo trabajo remunerado. Esta actitud permite, por ejemplo, sistematizar la idea de que tal vez tu opción no sea buscar un trabajo dependiente, sino que es el momento de emprender. O volver a contratarte. Da lo mismo, no importa qué opción tomes y es tu decisión personal. Sólo debes asumir que tu nuevo trabajo, al cual dedicarás el mismo esfuerzo que antes y por lo menos durante 8 horas diarias es ... encontrar trabajo.

Como tu nuevo trabajo es encontrar trabajo, deberás definirte metas, objetivos, ser sistemático en la búsqueda. Preocuparte de los elementos básicos, como tener un buen CV o más de uno, dependiendo de las oportunidades que quieras enfrentar. Aplica los consejos que escribi hace un tiempo en cuanto al formato de un CV y la redacción del contenido de un CV (artículos que sorprendentemente han sido "best sellers" en este blog y con los cuales he sido muy gratificado, por ayudar indirectamente a varias personas :-)

Tu nuevo trabajo debe ocuparte 8 horas diarias. No más, porque es tu trabajo (y no te debes obsesionar con ningún trabajo). Ni tampoco menos, porque requiere la dedicación adecuada. manteniendo un equilibrio entre los tiempos de trabajo, recreación, ocio y descanso.

Buscar trabajo es una ocupación de 8 horas diarias. No se hace revisando tu correo sólo en las mañanas y por las tardes, navegando media hora en algunos sitios Web de ofertas laborales y haciendo dos llamadas telefónicas por día. Es increíble lo que se puede realizar siendo sistemático y con una dedicación exclusiva de 8 horas diarias a ... encontrar trabajo.

Y como en todo trabajo, también debes planificar y autoevaluarte, idealmente una vez por semana.

Fuera de casa, de inmediato

Algunas compañías (especialmente Corporaciones), ofrecen como parte de la indemnización a profesionales, la posibilidad de participar en un proceso de Outplacement. De ser ese el caso, no dudes en tomar el Outplacement (aún cuando en algunos casos puedas canjearlo por un monto en dinero). Definitivamente, es la mejor opción.

Es fundamental tener un espacio fuera del hogar, que te permita mantener un ritmo de trabajo continuo y en el entorno adecuado. Con un Outplacement tendrás un escritorio, una oficina, red, teléfono y una asistente para tus recados. Tendrás sesiones de coaching y podrás conversar con otros "colegas" que comparten tu mismo trabajo ... el cual ahora es encontrar trabajo. Eso te mantendrá en ritmo y ordenado, y te ayudará muchísimo con tu activo más importante: el estado de ánimo.

De no ser esa la opción, trata de conseguirte un espacio de trabajo en alguna oficina o empresa, a través de tus contactos. Es el momento de pedir ayuda a los amigos. No molestarás y tendrás tu propio "espacio laboral", e incluso podrás colaborar en algunas labores específicas. Podrías pagar el "arriendo" de tu espacio físico mediante "trueque", por un par de días de trabajo profesional. Win-win para todos.

Por último, existen hoy diversos espacios de "café" donde puedes montar tu oficina temporal: Starbucks, Le Fournil, Havanna o similares, o incluso pequeños café de barrio (en la zona de Manuel Montt con Bilbao hay uno espectacular para trabajar), donde podrás estar tranquilo y durante horas, a cambio de un pequeño consumo.

No te mirarán feo y más si te transformas en un cliente "habitual", y ten por cierto que rápidamente los dependientes notarán que necesitas un lugar para trabajar (porque efectivamente lo estarás haciendo), te darán su apoyo e incluso harán "vista gorda".

Tendrás acceso inalámbrico para tu notebook y junto con tu celular, ya tienes nueva oficina. Sin contemplar el beneficio de que en esos lugares, más de un conocido, amigo o contacto podrás encontrar, lo cual en este período también es fundamental.

Si estás en el mundo TI, invierte al menos un día a la semana en Le Fournil del Edificio Birmann (Sánchez Fontecilla con El Bosque), donde se concentra la crema y nata de las empresas TI en Chile. Es punto de contactos seguro y buen lugar para trabajar.

Pero de cualquier forma, trata de salir de casa mientras estés dedicado a tu labor de "buscar trabajo".

Te lo voy a explicar en términos simples: en tu hogar "eres un estorbo" en el horario laboral.

Modificarás los hábitos de los otros habitantes de tu casa, y aunque no lo quieras, se generarán situaciones de stress. Además de que tendrás múltiples distracciones que te sacarán de tu "trabajo actual": televisión, música, libros, pareja, hijos, compras menores, servicio doméstico, el enchufe que nunca has arreglado, la planta que siempre quisiste podar, piscina, cuentas de servicio, refrigerador y la "tentación mortal" ... un mullido colchón con una esponjosa almohada. Todos esos distractores nunca han formado parte de tu "entorno laboral" y te sacarán de tu ocupación actual.

Si no tienes el hábito del teletrabajo desde tu hogar (hábito que he logrado desarrollar medianamente después de muchos años y con varias "negociaciones internas" en casa), no lo generarás durante este tiempo de "buscar trabajo".

Por tanto, debes salir de casa mientras estés en este período, durante el "horario hábil", a tu "nueva oficina" temporal, sea cual sea.

Cuéntale a todo el mundo que estás sin trabajo

Esto es fundamental.

Tu Objetivo Laboral No.1 en tu nueva ocupación es contarle PROACTIVAMENTE a todos tus colegas, amigos, compañeros de estudio, redes, listas de discusión, apoderados del colegio, vecinos, parientes, antiguos colaboradores, al que pase por la calle, que estás "sin trabajo".

Entre nos, ya sabemos que la cesantía no es estigma, pero puede sonar un poco rudo decir "estoy cesante". Pero hay otras formas de transmitirlo. Debes informar a todo tu entorno, directo e indirecto, que "estás buscando nuevas oportunidades laborales" o que "te encuentras en proceso de reubicación" o en términos más coloquiales, "que estás en el mercado".

Las personas no se van a enterar por sí solos de tu situación, y si piensas que será por "osmosis de información", podrán pasar años antes de que incluso tus amigos cercanos se enteren. Las primeras 10 llamadas y correos te costarán. Es verdad. Pero después será más simple. Y no lo consideres humillante ni nada similar. Estar sin trabajo es algo natural que ocurre todos los días y a millones de personas en el planeta.

Si no pides ayuda, difícilmente podrás recibirla. Y si tienes algún "problema" en pedir ayuda, porque lo interpretas como que estás "inspirando lástima" o "apelando a la caridad", no es así.

Recuerda siempre que un trabajo es un acuerdo de mutuo beneficio, entre una organización que cree que tu labor será un aporte y tú recibirás una compensación económica por dicho aporte. El proceso de buscar trabajo a través de tus contactos, es simplemente la búsqueda o creación de esas "oportunidades de mutuo beneficio". No es caridad. No te pases rollos de más.

Y tu entorno se sentirá feliz si te puede apoyar. Los seres humanos por naturaleza somos solidarios.

No deseches ninguna conversación ni ninguna oportunidad que surja, por muy extraña o fuera de tus expectativas que pueda parecer. Mi gran amigo Edo Díaz me enseñó alguna vez una gran lección: En toda dimensión en la vida, "nunca se sabe cuándo, cómo ni dónde salta la liebre". Quienes sean (somos) creyentes, decimos que "los caminos de Dios son misteriosos". Las buenas oportunidades a veces son traviesas y les gusta jugar a "las escondidas", por lo cual hay que buscar en todos los rincones.

No quiero extenderme más. Es lo principal que quería transmitir, más una última idea que debes grabar a fuego: tu estado de ánimo es fundamental. Y si estás afectado, la mejor receta es un café con un amigo cercano.

Una pedida para los que están "en el entorno"

Si eres empresario o tienes un espacio para recibir a alguien cercano que esté temporalmente dedicado a la labor de "encontrar trabajo", acógelo en tu empresa u oficina. Tus colaboradores lo recibirán muy bien y generará un buen ambiente, porque se sentirán parte de una labor de apoyo. El gasto adicional de electricidad, teléfono, café y agua para tu empresa será marginal, pero podrás crear valor, mucho valor. Y del que realmente importa. Como empresario y líder, tú entiendes bien lo que te quiero transmitir.

Y para todos .... nunca olvidemos que una llamada telefónica o un correo electrónico preguntando "¿Cómo estás? ¿Como te ha ido? ¿Conversemos un café?" es el mejor apoyo que podemos dar a quien necesita una mano en estos tiempos difíciles, porque nunca se sabe dónde, cómo ni cuándo saltará la liebre.

Se los comento por experiencia propia. ;-)

Stay Tuned!

23 comentarios:

Cristian Bobadilla Cepeda, CISSP 8:00 a. m., diciembre 11, 2008  

Me gustó, creo que en estos tiempos es contingente tu articulo. Cuando uno esta en esa etapa de la vida también se da cuenta que debería haberse preparado para la misma, como un plan de contingencia que ojala nunca ocupes.

ClaudioSantibañez 8:10 a. m., diciembre 11, 2008  

A mi me pasó parecido hace un poco más de un año si bien estuve varios meses intentando reubicarme, en ningún momento me sentí "sin trabajo", únicamente pensaba que estuve en un proceso de transición entre un empleo y otro.

Aquel comentario de las distracciones en el hogar es verdaderamente cierto, si bien he trabajado muchísimo en mi casa y durante el día no hay nadie, me di cuenta que me sentía culpable de estar en casa y no aportar con el aseo siquiera y gasté mucho tiempo en cosas de la casa y por supuesto en más de alguna ocasión me quedé dormido tomando un pequeño descanso... en mi cama.

Saludos, y espero noticias tuyas acerca de tus nuevos rumbos.

OT-Godoy,  10:35 a. m., diciembre 11, 2008  

Excelente resumen de lo que, en su minuto, me toco' vivir...
Para muchos el estar un tiempo sin empleo formal es un ejercicio de humildad que se debe hacer, es casi como un "servicio militar" de la profesion... y bueno, es transitorio y a no desesperar.

Gustavo Suhit 5:16 p. m., diciembre 11, 2008  

Buen resúmen para un tema dificil. Me alegra. Solo acortaría que estos moemntos sirven también para hacer algunos auto balances, y muy lejos de echarle culpas a otros (crisis mundial, jefes malignos, etc., etc.), quizá nos sirve también porque la vida nos dio muchos indicios que no supimos ver, y ahora es el momento de tomar las reindas del tema. No siempre es asi, ni tampoco planteo culpas, solo que a mi particularmente cuando me toco, al tiempo, me di cuenta que si no me pasaba eso, no hubiera abierto mi cabeza a nuevas oportunidades, por la bendita "seguridad" que a la larga, no existe en ningún lugar. Abrazo Maz, y gracias por lo de hoy (no creo que haya ardido, me pareció muy bueno, vos me entendés).

Maz 6:40 p. m., diciembre 12, 2008  

@Amigos todos: Gracias por sus comentarios y por compartir sus experiencias. Saludos ... Marco.

Gabriel Acevedo H. 7:08 a. m., diciembre 17, 2008  

Vaya, ¡excelente artículo!. Lo tenía en una pestaña de Firefox desde que apareció en mi Google Reader, pero no había tenido tiempo de leerlo.

Personalmente aún no me lanzo al mundo laboral full-time. Estudiar es mi trabajo, y he sacado varias lecciones también:

* 8 horas diarias... "ouch!".
* autoevaluación 1 vez por semana (excelente medida).
* evitar distractores (es complicado, pero el siguiente punto ayuda)
* encontrar oficina, o en este caso sala de estudio.
* tiempo para descansar
* etc.

¡Saludos!

Anónimo,  12:23 p. m., marzo 26, 2009  

Muy buen articulo, gracias, yo en estos momentos tengo que comenzar por primera vez en mi vida a buscar un nuevo trabajo...
Gracias por los sabios consejos.

Anónimo,  10:02 p. m., mayo 29, 2009  

Encuentro muy bueno este articulo, ya que me convoca en este momento, me encuentro cesante, ya voy para el tercer mes y la verdad, estoy preocupado, veo que mis finanzas se estan debilitando y me complica mucho pensar en un futuro muy cercano sin plata.
estos tiempos de cesantia es cuando mas fuertes debemos estar, pero cuando pasan los dias, y dices mañana sera otro dia, y le pones empeño en encontrar trabajo y ves que no pasa absolutamente nada.. dices" que cresta hago para salir de esto" y te desmoronas, y estas en un estado constante de depresion y ganas de llorar, al menos esto es lo que me pasa en este momento, y no veo la luz a corto plazo, sin embargo, creo en dios, creo en que tarde o temprano dios te ayudara a salir a delante, no hay mal que dure 100 años, y estoy convencido de que el que busca encuentra, lo importante es tener la fortaleza y la entereza a diario y deci" no sucumbire" saldre a delante".

ojala esto pase pronto, y todos los que estamos cesantes logremos salir a delante, la vida pone obstaculos que tenemos que saber cruzar con exito, y no caer en los miedos que la cesantia te puede entregar, arriba el animo a todos, y que les vaya excelente.

Maz 5:12 p. m., mayo 30, 2009  

Gracias por sus comentarios, y les envío un muy afectuoso saludo de ánimo.

Claudio,  2:49 p. m., junio 16, 2009  

Leí atentamente tu artículo analizando claramente cada palabra, y me doy cuenta queme identifico con varios pasajes de tu publicación. De verdad pensaba que era el único que sentía que era una suerte de estorbo en la casa, lamentablemente mi estado mental de no tener trabajo me esta autodestruyendo.

Soy un profesional joven y me cuesta creer que estudie tantos años para terminar estando cesante durante tres meses (y contando), pero quizás uno necesita las palabras adecuadas para empezar a hacer una reingeniería interna y salir de este gran abismo

Por el momento empezare con un proyecto propio, y a su vez seguiré buscando trabajado dependiente. La idea es no sentir que no hago nada y quien sabe, presento mi proyecto a alguna empresa y parto con asesorías, como dijo tu amigo y lo citaste inteligentemente “quizás salte la liebre”

Saludos y gracias por tus palabras

Maz 6:28 p. m., junio 16, 2009  

@Claudio: Lo importante es que ya diste el paso fundamental: tomar conciencia y decidir reinventarte. Un gran abrazo de ánimo. Marco.

Fabian,  2:51 a. m., junio 30, 2009  

Encontre este blog buscando algo que me ayudara en este periodo ya que yo llevo 4 meses y aunque muchos de tus consejos no se aplican en mi caso, (ya que mi circulo de amigos y conocidos es mas bien pequeño y no alcanza para estar 8 horas diarias buscando trabajo, apenas unas dos).
Mi caso es bien particular ya que yo no he tenido trabajo estable desde hace dos años cuando mi antiguo jefe me quito la propiedad intelectual de mi tesis, peleamos y me despidio desde ese punto he estado solamente en proyectos y reemplazos temporales los cuales me han dada escasa experiencia.
Estoy triste, no puedo negarlo ya que siempre habia tenido excelentes notas en colegio y universidad, por lo tanto me habia creado altas espectativas en mi mismo, y ahora que termino el ciclo contable (Soy auditor), no me han llamado en casi un mes..no veo luz al final del tunel.
Menos mal que tenia guardados ahorros para mi casa y mis papas me apoyan y creo que tarde o temprano saldre de esto...
Que opinan uds, Busco otro trabajo temporal con la consiguiente riesgo de ensuciar mi curriculum (por el hecho de tener muchos trabajos en poco tiempo..) o no?

Saludos desde Peñalolen y suerte a los que esten en mi situacion...

Gustavo Suhit 9:30 a. m., junio 30, 2009  

Mi querido Fabián, quien dijo que "trabajar" en trabajos temporales "ensucia el CV"? Nunca. Otro tipo de cosas ensucian. Dale adelante, siempre sin perder de vista tus reales sueños, pídele al universo clarametne lo que necesitas, y confía, por ahi está la solución. Lo demás, es música...
Fuerza, Gustavo.

Maz 11:53 a. m., junio 30, 2009  

Estimado @Fabian:

Mi amigo Gustavo ya te respondió. Nunca "ensuciarás" tu CV. Lo que los viejos nos enseñaban, "el trabajo dignifica", es una gran verdad. Animo y el mal tiempo pasará. Y ten por cierto que todos la hemos visto difícil al iniciar nuestra carrela laboral. Un gran abrazo ...
Marco.

Anónimo,  11:31 a. m., octubre 22, 2009  

Hola, leyendo y curoseando llegue a este blog, inmagino que la cesantia debe ser muy dificil, gracias a Dios nunca me ha faltado trabajo, pero ahora estoy viviendo esto de la cesantia con mi pareja, me siento tan sola a veces enfrentando esta situación, pase a ser el sosten de la casa y veo como pasan y pasan los meses y nada a cambiado, mis finanzas se han disminuido un 50% extra, antes podia ahorrar para mis deudas, ahora con suerte consigo llegar a fin de mes, ha sido un cambio muy brusco y eso tambien ha afectado nuestra relación, yo he tratado de apoyarlo 100%, pero me sigo sintiendo en una nebulosa y super sola con esto... A los que esten alguna vez cesantes y tengan mujeres que los apoyan, no olviden nunca decirselos, ayudenle en la casa,esperenla siempre con una sonrisa... haganle ver que el esfuerzo no es vano.

Saludos y Exito... Pensar positivo atrae cosas positivas.

Anónimo,  3:52 p. m., enero 06, 2010  

Marco Antonio, El Cesante Solitario te saluda y agradece de verdad tus consejos, tengo 50 años y nunca estuve sin trabajar hasta Abril 2009 y me ha resultado un trago amargo que nunca pasa,
de verdad gracias por tus palabras.

Un abrazo

Emilio,  11:08 p. m., febrero 03, 2010  

Me encontrado con este articulo paseando en este medio de comunicaciòn buscando respuestas a mis inquietudes de cuestiòn arquitectonica y me encontrè con vuestro artìculo, el cual me a parecido un acierto para todas aquellas personas en cesantìa laboral, actualmente me encuentro trabajando sin embargo me he estado sintiendo inquieto por desear desprenderme de mi actual ocupaciòn y encontar algo con el cual me sienta mas completo con mi profesiòn, los tiempos de crisis en ocaciones nos lleva a aceptar puestos diferentes a lo que realmente nos interesa, ya que de una u otra manera necesitamos dinero para sobrevivir y salir adelante con nuestros planes de vida, el resultado en mi caso es que me siento cesante aun estando trabajando y estoy en el proceso de solicitar otro trabajo para salir adelante con los compromisos economicos y sociales que se adquieren durante el transcurso de nuestro camino en esta vida.
Un gran saludo para usted y sus lectores, y mucho ànimo para todos.
Desde Monterrey, N.L. Mèxico.

Oscar 6:37 p. m., mayo 05, 2010  

mil gracias. sabios consejos.

busco trabajo en santiago 4:07 p. m., noviembre 12, 2010  

muy buen blog estimado, hace un tiempo lo estoy siguiendo.. en relacion al tema empleo es muy importante internet a la hora de encontrar trabajo.
saludos
sebastian

MakaMM,  12:59 a. m., abril 23, 2011  

Hace casi 3 meses que estoy sin trabajo estable y la presión familiar (porque en la mía los fracasos se pagan caro), la escases del dinero, las deudas que de a poco se acrecientan y los contactos son casi nulos, este artículo ha sido muy esperanzador, de verdad muchas gracias, porque me animó y me alienta a esmerarme ordenadamente a seguir buscando trabajo a pesar de las lágrimas que a veces me invaden y de la poca experiencia que tengo. De verdad muchas gracias, pensé que era la única que lloraba por estar en esta situación.

Anónimo,  11:43 p. m., agosto 21, 2011  

Hola a todos los compañeros de situación. Yo, estoy cesante desde hace un año y medio. Tuve un trabajo bueno y estable en el que me sabía apreciada y respetada por 21 años, el 2010 me despidieron porque la jefatura cambió de Chilena a extranjera. Como tengo 47 años, me encontré con la realidad de que soy muy vieja, por lo tanto a menudo me veo escuchando ese comentario acerca de mí. Yo, pienso que al contrario, es la edad en que uno aporta la templanza, capacidad de resolver temas, manejo emocional, entre otros atributos...pero parece que sólo lo pienso yo. A veces siento desesperación porque no veo la luz o la salida a mi situación. He buscado incesantemente, acudiendo a todos los contactos conocidos y desconocidos, buscando por internet empresas donde postular, estén buscando empleados o no, pero no resulta. Incluso, mis conocidos se alejaron. Quizás teman que me transforme en la amiga cesante "cacho" que les vaya a pedir plata. Afortunadamente me he manejado bien con mi plata, organizándome, pero créanme amigos, esto no será eterno. Mientras, sufro para callado para no preocupar a mi familia, pero como deseo encontrar la oportunidad correcta para poder subirme de nuevo al carro del trabajo, porque a pesar de haber "cuidado" mi pega con dientes y muelas para que no pesara justamente lo de quedar "cesante", un jefe extraño que ni siquiera me conocía, se tomó la libertad de sacarme del mundo laboral. Gracias amigos, es bueno conocer, escuchar y ser escuchado por otros que pasan por la misma situación. Un abrazo a todos.

Anónimo,  7:50 p. m., noviembre 20, 2011  

la verdad es que no encontré nada nuevo, o sea lo que buscaba efectivamente...sólo frases cliché y frases muy bonitas que no son aplicables a la realidad de un cesante.

en isapre 10:19 p. m., agosto 08, 2013  

Vivir la cesantía es en realidad difícil pero hay formas eficaces para enfrentarla. Este artículo es de gran ayuda. Es importante saber también que si uno está cesante y tiene un plan de salud puede continuar pagando sus cotizaciones haciendo uso de los excedentes.
Excelente blog
Un cordial saludo,

Javiera

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP