viernes, 23 de mayo de 2008

UCPN: Instalando un sueño

La Presidenta hizo un anuncio muy importante en el discurso del 21 de Mayo, declarando por fin un sueño país y que muchos esperábamos.

El mandato específico contempla un primer proyecto, que considera entregar computadores personales para nuestros niños en etapa escolar, con foco en los más pobres, a contar del 2009. Y partirá como un incentivo gradual, estimándose en 30.000 los primeros computadores.

La declaración textual de la Presidenta es:

"Hoy queremos dar un gran salto en equidad, en un gran primer paso de una política que tendrá que proyectarse más allá. Queremos que algún día en Chile cada niño tenga un computador personal. No es un proceso fácil y, por tanto, de alguna manera tenemos que comenzar."

El detalle del anuncio y la forma como se desea implementar, lo pueden leer directamente en el sitio de la campaña Un Computador por Niño (UCPN).

Al igual que Luis Ramírez, estoy contento y emocionado, aún cuando también comparto algunos conceptos que expresa Edo Díaz en su blog: podemos mucho más y hay otros países que han apostado "en grande".

Pero es un inicio y un éxito que debemos celebrar y aprovechar, manteniendo el empuje y redoblando nuestro compromiso con nuestra campaña.

Por múltiples vías y con el aporte de miles de personas de la sociedad civil organizada en diversas formas, hemos logrado al menos dos hitos importantes.

Primer hito: Es un objetivo país

Chile lo ha declarado: "Queremos que algún día en Chile cada niño tenga un computador personal".

Parece tan lejano, pero fue sólo hace 16 meses cuando Luis Ramírez lanzó la campaña UCPN en una sala de la Universidad de Chile, parcialmente ocupada por un grupo de curiosos y motivados ciudadanos, quienes conversamos y discutimos sobre lo difícil que sería lograr que nuestro país se apropiara de ese sueño y las mejores vías para lograrlo.





Seamos claros. El concepto en ese tiempo (principios del 2007) no era tema para nadie, excepto para un grupo de locos e irresponsables que nos reunimos en esa sala, y que venían a revolver el gallinero y a molestar al establishment con una locura.

En el camino, han pasado muchas cosas. Hemos pujado, hemos sido porfiados, nos hemos peleado, nos hemos reencontrado, tenemos matices respecto al cómo y al cuando. Pero logramos nuestro primer objetivo: "Chile quiere que cada niño tenga su computador personal".

¡Lo hicimos!

Ahora nos queda asegurar que el "cómo" sea el "adecuado" y que el "cuándo" sea "ahora" (para los que somos porfiados, lo peligroso de los éxitos parciales, es que más nos motivan :-)

Es momento de celebrar algo que hace 16 meses veíamos lejano e imposible: que Chile declarara este sueño como un objetivo país.

Segundo hito: Es un tema de equidad, no sólo de educación

El segundo éxito es que UCPN se ha instalado como un tema de equidad, no sólo de educación.

En su momento fue una apuesta riesgosa cambiar uno de los focos de posicionamiento, pero fue una estrategia tremendamente efectiva. Y si bien es un proyecto cuyo objetivo final es mejorar el aprendizaje y ofrecer nuevas oportunidades para los niños mediante nuevos modelos de educación, ya es consenso nacional que es algo "correcto", algo que por ética social debemos hacer.

Recuerdo las múltiples discusiones técnicas de especialistas del mundo de la educación y tecnología, sobre el real impacto que tendría en los procesos de aprendizaje, que cada niño tenga un computador.

Y es verdad, ahora lo podemos decir (porque algunos concientemente nos "omitimos" de esas discusiones, para no abrir frentes de debilidad mientras instalábamos el primer objetivo): sin las metodologías adecuadas, sin un cuerpo de profesores preparado, sin la infraestructura de soporte, probablemente el impacto será "menor al óptimo". Pero cuidado: "menor al óptimo".

Seamos cuidadosos, porque el impacto nos puede sorprender a todos.

No subestimemos a nuestros niños y a su capacidad de aprender e innovar. Nunca pensé que al entregar a mi hijo un teléfono celular, despertaría en él una pasión por la fotografía. Y claro. En su momento tuve miedo de que se dedicara sólo a jugar con su "nuevo aparato". Y por supuesto que juega con él, al igual como juega con su pelota de fútbol y sus Legos. Mi hijo descubrió que el mejor uso de su nuevo celular, es sacar fotos y editar videos. Los adultos, con nuestra lógica de adultos (por muy Colonos Digitales que nos creamos) somos quienes seguimos convencidos de que "los teléfonos celulares son para hablar". Insisto: no subestimemos a nuestros niños.

Pero bueno, ahora esa preocupación tiene otro contexto. La discusión técnica sobre educación y tecnología, siendo fundamental para que el "cómo sea el mejor", queda en ese ámbito y ya no es una razón "en contrario" al sueño de UCPN.

Lo queramos o no, ahora tenemos que cumplir el objetivo, y nos veremos obligados a buscar la mejor forma, aún cuando "no existen las evidencias empíricas". Estaremos obligados a ser creativos, a inventar "the chilean way". Tal como en su momento tuvimos que inventar un ChileCompra, un Biblioredes y muchos otros proyectos de alto impacto (sin tener la "experiencia empírica" y remando contra la corriente) ahora nos veremos obligados a ser innovadores y encontrar nuestra propia vía.

Transversalidad e imparcialidad tecnológica

Creo que además la campaña ha sido exitosa, por ser fieles a dos criterios fundamentales, que se han respetado por todos los miembros y que fuimos descubriendo como parte de múltiples conversaciones.

El primer criterio es que se ha solicitado un apoyo transversal a múltiples actores, especialmente del mundo político. Y todos han comprometido su respaldo, desde diversos sectores y tendencias políticas, pero siempre desde una perspectiva ciudadana. E indudablemente, ese respaldo transversal ha sido fundamental para "instalar el tema en la agenda". Incluso algunos (pre-)candidatos presidenciales lo tienen en su discurso. Y tengan por cierto que será una exigencia que deberá plasmarse en proyectos concretos, en los futuros programas de Gobierno de todos los candidatos. Ya es un objetivo país.

Pero como complemento, también desde un inicio hemos recomendado cautela (particularmente quienes hemos tenido algún grado de experiencia política), para evitar sesgos de algún tipo o que la campaña sea monopolizada o instrumentalizada por algún sector o actor político particular. Y esa cautela ha permitido convocar cada vez más, y a muchos. Lo que es de todos, no es particularmente de nadie.

Un segundo criterio ha sido la "imparcialidad tecnológica" de la campaña. En este proyecto, todas las alternativas caben, siendo el concepto "Un Computador por Niño". El cuál elegir, es una segunda derivada.

Y ahora se abrirán los debates específicos, con discusiones en las cuales quienes sean competentes y sepan de estos temas, aportarán con criterios, ideas, compromisos, "términos de referencia" (discusiones de las cuales particularmente me abstendré, porque en esos temas no me siento competente ni con experiencia).

Cada uno de los miembros de UCPN tenemos nuestras preferencias respecto a qué máquina, qué sistema operativo, qué aplicaciones, qué modelo de desarrollo. Ese es un debate interesante que viene en el corto plazo y con muchas aristas.

Y siendo consecuente con lo que siempre he planteado en los temas de políticas públicas y tecnología, ahora que el tema políticamente está instalado, que opinen y propongan alternativas en cuanto al cómo, los realmente competentes, para que el país y los ciudadanos en su conjunto decidamos sobre las proposiciones expertas.

Una conclusión que saco de esta campaña para nuevos desafíos futuros , es que respetar ambos criterios (transversalidad e imparcialidad tecnológica) ha sido crucial para instalar los dos "hitos fundamentales" (objetivo país e imperativo de equidad), evitando discusiones estériles y que los árboles nos impidan ver el bosque.

Emprendimiento social y la Web 2.0

Otro aspecto por lo cual esta campaña particularmente me gratifica, es porque demuestra en la práctica, la gran diferencia entre ser "emprendedores" y ser "empresarios", conceptos que en nuestro país muchas veces se confunden.

Un Computador por Niño ha reunido a múltiples "emprendedores sociales", motivados por construir colaborativamente un mejor futuro, organizados a través de las herramientas de la Web 2.0 y que han logrado ir más allá del "mundo virtual".

Sin duda esto demuestra que es posible impulsar cambios en la sociedad y recomponer el tejido social de nuestro país (que durante tanto tiempo estuvo aletargado), aprovechando las nuevas tecnologías. Por ello, UCPN sienta precedentes que debemos observar y experiencias que recuperar, en el ámbito del emprendimiento social.

Nuevos liderazgos


Voy a cometer en este artículo una enorme infidencia, la cual espero me perdones estimado Patricio Acevedo.

Hace 9 meses, recibí un correo electrónico de un motivado y (en ese momento) anónimo profesor, encantado con el sueño de UCPN y OLPC, lleno de ideas y que había avanzado mucho pero en forma personal, con bastante esfuerzo y sacrificio. Su única pedida era "conectarse" con otros. Hoy Patricio es un pilar fundamental de UCPN, e incluso lidera desde Chile proyectos para el desarrollo de innovadoras aplicaciones educativas para el OLPC (además de sus labores diarias y apariciones en diarios nacionales :-) . Estimado Patricio: Tu tarea hoy es encontrar y conectar a los otros Patricio Acevedo que pueden aportar en forma tan generosa y comprometida como tú. Pato es un ejemplo de tantos liderazgos que debemos descubrir, encantar y conectar.

Finalmente quiero hacer un reconocimiento a Luis Ramírez quien ha liderado esta campaña. Ha sido el Porfiado Mayor y comparto la emoción que lo embarga. La "mala noticia" estimado Luis, es que el desafío recién comienza. El sueño ya está instalado, ahora hay que realizarlo.

Stay Tuned!

4 comentarios:

Patricio 11:16 a. m., mayo 23, 2008  

Marco:
Me siento muy halagado por el reconocimiento que me haces. Si bien recuerdas, en esa epoca que te envié el antes citado mail me diste el impulso que me faltaba para dar un paso adelante...
Y claro, tomar un rol mas activo significa comprometer acciones y tiempos restados de otras actividades, pero... ¡rediablos!, si quiero un País un poco mas justo para mis hijos, creo vale la pena el esfuerzo de intentarlo.
A seguir "hinchando" entonces, ahora que la idea ya está instalada porque la implementación no cojee, o se quede solo en una declaración de buenas intenciones

un abrazo

Pato Acevedo

Maz 12:54 p. m., mayo 23, 2008  

Es lo mínimo que mereces estimado Patricio. Un pequeño reconocimiento a tu gran aporte y al impacto que logras con un compromiso efectivo y anónimo, sin "grandes luces", trabajando en la trinchera.

Un gran abrazo ...

Maz

luisramirez.cl,  1:36 p. m., mayo 25, 2008  

"construir colaborativamente un mejor futuro, organizados a través de las herramientas de la Web 2.0 y que han logrado ir más allá del "mundo virtual"

Me parece que en esta parte de tu
completo análisis sobre la campaña UCPN radica uno de los principales desafíos para los próximos 3-4 años.

Por una parte tenemos que expandir la idea de una "nueva sociabilidad colaborativa" a la base de apoyo de UCPN (que acaba de cruzar los 6000 adherentes), de manera que los partidarios de esta campaña sean todos protagonistas permanentes de su expansión. Hay que avanzar hacia una mentalidad con topología de red y no de jerarquía.

Por otro lado, estas mismas prácticas establecidas en torno a la campaña tenemos que llevarlas a las salas de clase. El uso significativo de las tecnologías que entrarán a las escuelas producto de UCPN tiene que producir espacios para la "construcción colaborativa de un mejor futuro".

Es una gran tarea la que se viene. Pero inevitablemente vamos a estar en ella.

saludos

LR

Maz 11:02 p. m., mayo 25, 2008  

@Luis:

Tú lo has dicho. "Inevitablemente" vamos a estar en ella. Somos porfiados. ;-)
Un abrazo...
Marco.

Seguidores

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008
      Header Image: Modification of Technology Curve by Wonderlane

Back to TOP